Pacific, estable a pesar de Star

El final del período de estudio de la propuesta de recuperación secundaria hizo que, en menos de tres minutos del pasado jueves, el precio de la acción cayera más de $2.000.

Desde hace varias semanas los mercados accionario y energético esperaban la reunión entre la junta directiva de Ecopetrol y los directivos de Pacific Rubiales (PREC), el pasado 23 de julio. Después de una jornada de discusión y de análisis, de más de diez horas, los petroleros de las dos compañías tomaron la decisión de dar por terminado el proyecto piloto de la tecnología Star, un mecanismo con el cual la multinacional canadiense pretendía duplicar la recuperación de petróleo en el campo Quifa, en Puerto Gaitán (Meta).

A pesar de que el comunicado simplemente establece que se dio por terminado el período de estudio y que esto no significa que la iniciativa fracasó, un día después de que la noticia se revelara al público, casi de inmediato el mercado accionario reaccionó negativamente, produciendo que la acción de Pacific Rubiales cayera más de $2.000 en menos de tres minutos. Aunque menos marcadas, Ecopetrol también presentó pérdidas, registrando una caída de $500 en los primeros 15 minutos desde que la bolsa abrió.

Entidades como Credicorp, Alianza Valores y la comisionista de Corpbanca coindicen en que la acción de Pacific Rubiales va a cerrar el año con un precio superior a los $38.000. Además, ninguna entidad tenía entre sus cuentas la aprobación del proyecto Star, por lo que el futuro de la compañía en el mediano plazo no es malo.
De manera que la caída que se presentó al empezar la jornada del pasado jueves se entiende más como una respuesta por la especulación previa al comunicado, y a pesar de que es posible que en los próximos días se esperen más caídas, el fenómeno puede entenderse como un choque momentáneo, que no refleja el valor real de mercado de la compañía, el cual, según los expertos, se encuentra alrededor de los $40.000.

Esto se evidencia con un comunicado de la comisionista de Corpbanca dirigido al El Espectador, el cual expresa lo siguiente: “El precio objetivo que tenemos ya descarta una prórroga del contrato de Rubiales y, por lo tanto, no supone aplicación de dicha tecnología, por lo que de no aprobarse la aplicación de Star, el precio objetivo continuaría siendo $43.030. Sin embargo, en el corto plazo el mercado podría responder negativamente, pese a que ya ha venido descontando dicha situación en los últimos días”.

Asimismo, el banco chileno revela un escenario hipotético muy interesante, analizando lo que podría pasar en caso de una aprobación definitiva de la iniciativa de recuperación secundaria. Según ellos: “Bajo la suposición de que un nuevo contrato, que implique reservas adicionales para PREC entre 50 y 100 millones de barriles, el impacto en el precio podría ser entre $5.000 y $9.000 sobre el valor real, de manera que el valor de la acción a un año podría oscilar entre $48.000 y $52.000, aclarando que el precio objetivo no necesariamente coincide con el de mercado”, implicando el mejor precio registrado desde hace cuatro años.

El precio mínimo al que podría llegar la acción, tras el anuncio de las petroleras, se encuentra “alrededor de los $29.500, pero considerando que el más bajo registrado este año fue cercano a los $24.900, no hay demasiadas razones por las que amerite alarmarse”, es como expresa su opinión Juan David Ballén, analista de Alianza Valores, sobre la problemática de la petrolera.

Es por esto que la especulación y la incertidumbre que actualmente existe no son para tanto, porque si la intención de los inversionistas es conocer los resultados en el corto plazo, es mejor analizar las constantes voladuras de los oleoductos y los problemas de orden público que se están presentando en las zonas petroleras, puesto que son factores que repercuten directamente en la producción, uno de los determinantes del precio real de mercado de la compañía.

Por otro lado, a pesar de que el contrato con Ecopetrol vence en 2016, César Cuervo, analista de Credicorp, establece que “Pacific es mucho más que el Campo Rubiales, puesto que a pesar de que represente un activo importante, la compañía tiene otras fuentes de ingreso. Por ejemplo el campo La Creciente, que es uno de los principales productores de gas del país, adicionalmente adquirió todos los activos de Petrominerales y de C&C Energía. Asimismo, gracias a una sociedad con la estatal, cuenta con el Bloque Quifa, al igual que el Bloque CT6”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

China celebra 40 años de reformas económicas

Proveedores de internet, más transparentes

Siguen cayendo las licencias de construcción