Pacific Rubiales ultima detalles de venta con Alfa y Harbour Energy

En un comunicado de prensa, la compañía canadiense que opera en Colombia dijo que “ha iniciado discusiones con exclusividad en relación con una oferta de las dos compañías”.

Archivo

Los rumores que empezaron a correr desde ayer en horas de la tarde sobre una posible compra de Pacific Rubiales, una de las petroleras privadas más importantes de la región y que opera uno de los campos más importantes de Colombia, fue confirmado por la firma por medio de un comunicado.

“Pacific Rubiales Energy Corp. anuncia que ha iniciado discusiones con exclusividad en relación con una oferta de ALFA y Harbour Energy Ltd., según la cual estas sociedades adquirirían la totalidad de aquellas acciones emitidas y en circulación en el capital de la Compañía, (“Acciones Ordinarias”) que no son de propiedad de ALFA, a un precio de US$6.50 canadienses por acción, sujeto a que se complete la documentación definitiva y a que se obtengan las aprobaciones finales de la Junta”, informó la compañía.

Así mismo, dijo que “la Junta Directiva de la Compañía ha creado un Comité Especial de directores independientes el cual ha contratado a un asesor financiero independiente para que prepare una valoración formal de conformidad con las leyes de valores canadiense”.

Actualmente ALFA tiene 59.897.800 acciones ordinarias de la compañía, lo cual representa aproximadamente 18,95% de las acciones ordinarias emitidas y en circulación. Pacific Rubiales, ALFA y Harbour Energy no tienen la intención de hacer actualizaciones sobre este asunto, salvo lo que por ley les corresponda. dice el comunciado.

ALFA y Harbour Energy han completado el due diligence técnico financiero y legal de manera conjunta. ALFA y Harbour Energy han acordado trabajar en conjunto con la Compañía para completar la documentación definitiva de manera expedita. La transacción estaría sujeta a una serie de condiciones y no puede haber certeza que esta u cualquier otra transacción se complete”, dice la nota de prensa.

Este nueva jugada del sector de hidrocarburos constituiría a la empresa mexicana como una de los conglomerados más importantes en Latinoamérica donde ya es gran protagonista con Alpek y la productora de autopartes Nemak, entre otros.

Así mismo, según especulaciones de medios internacionales, le daría la posibilidad a la firma regiomontana de fortalecerse para entrar como gran jugador en la apertura energética a la que le apostó México, donde Carlos Slim también tendría intereses.

Por su parte en Colombia, tiene que tomar serias decisiones si se tiene en cuenta que el contrato de operación de Campo Rubiales, en Puerto Gaitán, uno de los milagros recientes del sector petrolero nacional, caducará en 2016. 

Temas relacionados