Paro petrolero en Rubiales le costó al país US$10 millones

Son menos regalías para el Meta y los municipios donde se encuentran las exploraciones.

El ministro de Minas y Energía Mauricio Cárdenas atribuyó la caída de 6,4% en septiembre de la producción petrolera por el paro registrado en Rubiales y los atentados al oleoducto Caño Limón Coveñas.

Indicó que las acciones de protesta en Puerto Gaitán le resta unos 10 millones de dólares en regalías a la región del Meta. Advirtió que la producción al final de año cumplirá con la meta propuesta de superar el millón de barriles diarios en promedio.

Pese a este anuncio, el ministro indicó que hay preocupación en el Gobierno por estos hechos donde han hecho presencia vías de hecho, que consideró innecesarios.

El titular de la cartera de los asuntos energéticos se mostró confiando en que se cumplirá la meta de terminar este año con una producción petrolera de un millón de barriles diarios en promedio. Para llegar a 2015 al millón y medio de barriles por día.

El campo Rubiales (Quifa, Rubiales y Piriri) será el jalonador de esta creciente producción petrolera. En este momento produce alrededor de 240.000 barriles por día, para 2012 sobrepasará los 260.000 barriles y más adelante alcanzar los 350.000 barriles al día.

Cumplir metas

"Vamos con toda seguridad y con toda confianza a llegar al final de este año al millón de barriles de petróleo en nuestro país", remarcó el ministro de Minas y Energía.

Manifestó que estos hechos de septiembre (paro en Rubiales) sirven para reiterar "lo inconveniente que resulta para el país, para su economía y para la población el que haya hechos violentos que interrumpen la producción. Hemos sentido un gran malestar en el departamento del Meta porque esta menor producción se tradujo en menores regalías del orden de 10 millones de dólares, que son menos beneficios para la población", dijo el funcionario.

Cárdenas manifestó que hay preocupación por los atentados al oleoducto el viernes pasado y los panfletos que dejaron grupos al margen de la ley, pero indicó que por fortuna ya "estamos superando esas etapas y ahora tenemos que pasar al diálogo, tenemos que estar en la concertación".

Reiteró que el país no quiere volver a esas etapas de violencia "y eso es lo que nosotros deploramos y censuramos".

Temas relacionados