Pasado el fenómeno de El Niño, tributaria preocupa a sector lácteo

Asoleche considera que un IVA a la leche sería un desincentivo al consumo.

/Archivo
/Archivo

Al fenómeno de El Niño aguó por unos meses la buena racha que venía viviendo la industria láctea. De acuerdo con las cifras que tiene el gremio de productores, Analac, el acopio se redujo casi 8% en los primeros siete meses de 2016 con respecto al mismo periodo del año pasado y se calcula que por el fenómeno climático murieron unas 50.000 cabezas de ganado. (Lea Diálogo: la lección holandesa para el sector lácteo).

El gremio que representa a los procesadores del alimento, Asoleche, celebró en el primer trimestre de este año el aumento en 50% que tuvo el acopio de leche en los últimos siete años en el país. Ahora, “ha sido complejo porque en el primer semestre cayó la producción. Esa tendencia ha empezado a cambiar y esperamos que final de año tengamos el ritmo que teníamos a finales de 2015”, dijo Jorge Martínez, director ejecutivo de Asoleche.

En efecto, el panorama parece estar mejorando, pues en agosto el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el grupo de alimentos cayó por fin 1,54%. Los productores, por un lado, afirman que hay un desfase entre el IPC y el precio que se les paga por la leche cruda, lo que los lleva a calcular que se les está pagando el precio de hace 10 años.

La industria, por su parte, en el marco de su octavo congreso internacional, la industria manifestó otra preocupación: la reforma tributaria. “Una mayor carga impositiva tendrá un efecto negativo en la reducción del consumo”, expresó Asoleche. “Este frente, hasta ahora, se ha visto afectado, por un lado, por el alto índice de informalidad, que llega al 50% de la producción nacional y por otro lado, a la mitificación del consumo de lácteos que se expande en diversas audiencias”, agregó Martínez.

Actualmente la leche no tiene IVA, pero la comisión de expertos convocada por el presidente Juan Manuel Santos recomendó gravar alimentos de la canasta familiar. "La categoría gravados a la tasa del 0% y con derecho a devolución estaría compuesta únicamente por los bienes y servicios exportados”, explicó Leonardo Villar, director de Fedesarrollo y parte del grupo de expertos, al Senado de la República en mayo pasado.

“La canasta básica queda en su mayoría gravada al 5% y aquellos bienes y servicios con una cadena producción-distribución corta tendrían un IVA monofásico, tales como la leche, la carne, huevos”, agregó entonces Villar.