¿Qué pasará con las tasas de interés?

Los corredores de tasas de interés en Estados Unidos están apostando a que los precios más bajos del petróleo, la inflación en caída y un débil crecimiento de los salarios demorará la llegada del apretón de la política de la Reserva Federal (Fed) este año.

anet Yellen, presidenta del Sistema de Reserva Federal. /Bloomberg

Los administradores públicos de la Fed dijeron que serán “pacientes”, al tiempo que miden el tono de los próximos datos económicos, antes de elegir apretar la política y aumentar las tasas oficiales de un día a otro, con respecto a su rango actual de 0% a 0,25%. La expansión en el empleo, sin embargo, se está viendo descompensada por la ausencia de una presión en la inflación, lo cual ha retardado las expectativas durante el nuevo año de que haya un aumento en las tasas de interés en una fecha tan temprana como este verano.

“Creemos que es muy difícil construir un escenario en el que la Fed apretaría para mediados de año las tasas en la ausencia de un alza perceptible en el ritmo de aumento de los salarios”, dijo Lou Crandall, economista de Wrightson Icap. “La Fed ha dicho que necesitaría estar razonablemente confiada con respecto a su pronóstico de un aumento en la inflación durante un período de uno a dos años para justificar un aumento en las tasas”.

Las últimas cifras de salarios, combinadas con una presión a la baja sobre la inflación porque los precios del petróleo se redujeron desde el verano a la mitad con respecto a su valor anterior de US$100 el barril, así como un dólar más fuerte, han motivado a los corredores a apostar por un ritmo más tímido por parte del banco central a la hora de aumentar las tasas de interés. Consideran que los aumentos probablemente comiencen a finales de año.

“La confianza del mercado en que los aumentos de la Fed ocurrirán cerca de mitad de año ha sido sacudida”, dijo Marc Chandler, estratega de Brown Brothers Harriman. “Las cifras de salarios fueron una enorme decepción”.