Pérdidas de empleos por el Brexit ya comenzaron

La firma reclutadora Randstad UK comprobó que 17% de los 340 profesionales encuestados en mayo ya habían congelado la contratación.

La votación del Brexit se dará el próximo 23 de junio. /Bloomberg.

Las fuerzas a favor de la Unión Europea han advertido que si el Reino Unido vota por salir de la unión el 23 de junio, el país podría perder casi un millón de empleos. Los reclutadores dicen que los daños ya comenzaron.

“Las empresas están en un compás de espera”, dijo Kit Bingham, socio en la firma de búsqueda de ejecutivos Odgers Berndtson. Un sondeo de Odgers el mes pasado demostró que la cuarta parte de los directores de las empresas FTSE 350 consideraría la posibilidad de trasladar al menos parte de su negocio si los electores aprueban un Brexit.

Aunque el voto sea a favor de permanecer, es inevitable cierto perjuicio, dicen los economistas. La desaceleración de la contratación durante los meses de incertidumbre previos a la votación “aparecerá en las cifras del PIB”, dijo Swati Dhingra, profesora adjunta en la London School of Economics. “Habrá un desfasaje. No se recuperará de la noche a la mañana”.

La firma reclutadora Randstad UK comprobó que 17% de los 340 profesionales encuestados en mayo ya habían congelado la contratación, en tanto 25% se habían volcado a contratos de corto plazo para cubrir los empleos. La desaceleración del reclutamiento “está teniendo un impacto en este momento”, dijo Sir Andrew Likierman, decano de la London Business School.

En recursos humanos, la contratación bajó un 28% en los primeros cinco meses del año, según Digby Morgan, la unidad de Randstat que se dedica a esa área. Y los sondeos que predicen una votación reñida han contribuido a ese cambio, según Tom Forrest, director ejecutivo de Digby Morgan.

“En cierto modo, es una profecía auto-cumplida”, dijo Forrest. “Cuanto más hablan todos, más lo creen. Nuestros clientes tienen ansias de certeza”.

Una votación a favor de salir afectaría duramente a los servicios financieros. Alrededor de 340.000 ciudadanos de la UE trabajan en el sector financiero del Reino Unido, aproximadamente 18% de los europeos empleados en el país, según datos de la Universidad de Oxford.

Deutsche Bank AG y HSBC Holdings Plc han dicho que probablemente trasladarán algunos empleados al Continente en caso de una votación a favor de abandonar la unión. JPMorgan, el banco estadounidense más grande, dijo que mudaría una cuarta parte de sus 16.000 trabajadores británicos a Europa. “Un Brexit podría significar menos empleos de JPMorgan en el Reino Unido y más empleos en Europa”, dijo Jamie Dimon, máximo responsable del banco.

Las compañías de tecnología también están dejando sus proyectos en suspenso, lo cual significa una desaceleración de la contratación de programadores de software, arquitectos de TI y directores de proyecto, según Robert Grimsey, director de Harvey Nash Plc, una empresa reclutadora que se especializa en el sector. Uno de cada seis trabajadores del área tecnológica en Londres proviene de otros países de la UE, estima la empresa.

“Londres depende mucho de la inmigración, sobre todo de la migración de la UE, en lo que se refiere a innovación tecnológica”, dijo Grimsey. En el caso de un Brexit “en algunas empresas desaparecería la cuarta parte de sus divisiones de TI”.