Pese a desaceleración de construcción, Grupo Oikos con balance positivo en 2016

El grupo constructor espera del Congreso una reforma tributaria moderna, que apoye la inversión y mantenga sin renta la vivienda social.

Luis Aurelio Díaz, gerente del Grupo Oikos.

Impulsado por la mayor dinámica en las ventas en el primer semestre y una desaceleración del sector constructor en los siguientes seis meses, el Grupo empresarial Oikos termina 2016 con buenos resultados.

Luis Aurelio Díaz, gerente del Grupo Empresarial Oikos, señaló que en 2016 lograron una rotación constante en ventas; consolidar importantes macro proyectos y proyectos de renovación urbana, que ofrecen al mercado importante valorización; e impulsar proyectos de uso mixto, que otorgan una mayor rentabilidad.

El éxito en ventas del proyecto Oikos Infinitum, por su importante localización en Chapinero, zona estratégica de Bogotá, permite consolidar las cifras del grupo constructor. Eso mismo ha sucedido con Oikos Savanna que son casas en Cajicá.

Luis Aurelio Díaz afirmó que la construcción tuvo un comportamiento diferencial entre el primer y segundo semestre de 2016. El primer semestre traía el impulso de un 2015 favorable para el sector, donde se tuvo la mayor rotación en ventas para las constructoras, dice el comunicado de prensa.

Los segundos seis meses muestran mayor desaceleración por la coyuntura política del país, la incertidumbre que genera la reforma tributaria y las alzas en las tasas de interés. 

El empresario destacó los apoyos del Gobierno en subsidios en programas como Mi casa ya, porque son factores que apoyan el buen desarrollo de la edificación. “Esperamos que estos esfuerzo sean apoyados por una baja a la tasa del Banco de la República, que mejoraría de manera importante la capacidad adquisitiva de los compradores”.

Para el próximo año se espera un crecimiento para el sector liderado por proyectos de vivienda de estratos intermedios y bajos, los cuales generan alta rotación por el déficit de vivienda en el país. "Viene un 2017 de gran trabajo y alianza entre el sector privado y público. Es importante que la inversión pública sea considerable en infraestructura, servicios públicos, logística y que sean revisados los beneficios tributarios".

 

Respecto a la reforma tributaria que esta a punto se entrar en su fase final en el Congreso, el sector edificador espera que sea "moderna" y que apoye la inversión nacional y extranjera, que mantenga la exención de renta y apoye al crédito.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups