Pese a terrorismo, producción petrolera en junio fue de 1.007.000 barriles por día

En el Gobierno estamos trabajando para que la producción de crudo se mantenga por encima del millón de barriles diarios, dijo el ministro de Minas y Energía.

Producción petrolera en el país.Minminas

Los atentados criminales de los grupos al margen de la ley contra la infraestructura no han frenado la producción petrolera, pese a caudar graves daños en el medio ambiente.

Durante junio se logró una producción promedio de crudo de 1.007.000 barriles por día (BPD), con lo cual el país logra durante nueve meses una producción estable y continúa por encima del millón de barriles, informó este lunes el ministerio de Min as y Energía.

“En el Gobierno estamos trabajando para que la producción de crudo se mantenga por encima del millón de barriles diarios. Hemos tomado medidas para estimular la producción y mantener el máximo de exploración. Con todos los esfuerzos que hacemos estamos sembrando regalías, recursos que necesitamos para la paz y para financiar los programas sociales”, dijo el ministro de Minas y Energía, Tomás González.

La cifra preliminar de producción promedio de gas durante junio alcanzó 1.035 millones de pies cúbicos por día (MPCD), menor en 1,42% con respecto a la de mayo de 2015 (1.050 Mpcd), variación que se sustenta, fundamentalmente, en el comportamiento de la demanda, precisa el informe de prensa.

“A pesar de la caída de precios y de los ataques terroristas, el sector sigue produciendo un millón de barriles por día. En la actual coyuntura, el sector requiere todo el apoyo para mantener su dinamismo y seguir generando los recursos para financiar grandes proyectos como las vías 4G, colegios, el programa Ser Pilo Paga, infraestructura y viviendas, entre otros. Estos recursos son absolutamente fundamentales para la economía colombiana y para la inversión social”, señaló el funcionario.

Dice el informe de prensa que el ministerio de Minas y Energía continua con el desarrollo e impulso del sector a través de las medidas que se han tomado, como las incluídas en el Plan Nacional de Desarrollo y el PIPE2.0 minero-energético, con lo cual se espera mantener una producción estable, incentivar la inversión y aumentar la exploración.