Petrobras, cerca de vender gasoductos por US$6.000 millones

La petrolera está tratando de vender la red de gasoductos, llamada Nova Transportadora do Sudeste SA.

Petrobras busca desprenderse de varios activos para fortalecer su producción petrolera.

La petrolera estatal brasileña Petrobras está cerca de vender una participación del 81 por ciento en una red de tuberías de gas natural de Brasil por casi US$6.000 millones a un consorcio encabezado por Brookfield Asset Management Inc., dijeron tres personas con conocimiento directo del tema.

El fondo soberano de inversión de Singapur GIC Pte, el fondo soberano de inversión chino China Investment Corp. y el fondo de inversores First Reserve Corp. de Greenwich, Connecticut, también son parte del grupo de compradores, señalaron dos de las personas, que pidieron reserva de su nombre porque las conversaciones son privadas. Se prevé que la firma de la operación tendrá lugar el mes que viene, añadió una de las personas.

Petrobras está tratando de vender la red de gasoductos, llamada Nova Transportadora do Sudeste SA mientras pugna por reducir su carga de deuda, la mayor de la industria petrolera, en un cuadro de precios del crudo que están a la mitad de los niveles de hace tres años.

De concretarse, la transacción podría ser la única desinversión que realice la firma con sede en Río de Janeiro este año en Brasil, dijo una de las personas, dado el ritmo actual de otras operaciones.

BR Distribuidora y Transpetro, dos subsidiarias cuya venta evalúa la compañía, requieren de operaciones complejas que actualmente no están avanzando a una velocidad que permita completarlas este año, señaló una de las fuentes.

Brookfield y First Reserve no accedieron a efectuar comentarios sobre la operación. Petrobras, CIC y GIC no respondieron en forma inmediata los pedidos de declaraciones.

Petróleo Brasileiro SA, denominación formal del coloso petrolero, dijo el 12 de mayo que había iniciado un período de sesenta días de conversaciones exclusivas con Brookfield, la mayor gestora de activos alternativos de Canadá, por la venta de los gasoductos, período que podría extenderse otros treinta días.

Pedro Parente, que asumió como CEO de la empresa este mes, ha prometido reducir el apalancamiento del productor de petróleo de aguas profundas más grande del mundo y declaró que centraría su atención en vender de activos que no forman parte de sus actividades fundamentales, para concentrar las inversiones en los megaproyectos de aguas profundas del Atlántico sur. La compañía ha vendido unos US$2.100 millones de activos desde el año pasado, principalmente al deshacerse de sus empresas en Chile y Argentina –parte de un programa de venta de activos por valor de US$15.100 millones-.

Petrobras no embolsaría de inmediato el dinero ya que necesita la aprobación de entes reguladores como la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) y el organismo de defensa de la competencia Cade.

Temas relacionados