Petróleo cierra con ganancias en Nueva York a US$ 86,08 el barril

El crudo bajó durante casi todo el día antes de volver al terreno positivo a última hora.

El precio del petróleo cerró con una leve alza este jueves en Nueva York, impulsado por un reforzamiento de las sanciones comerciales de Estados Unidos contra Irán y por una caída superior a la esperada de las inscripciones al seguro de desempleo en Estados Unidos.

El barril de "light sweet crude" (WTI) con entrega en agosto subió 27 centavos, a 86,08 dólares, con respecto al cierre del miércoles, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

El barril de Brent del Mar del Norte con entrega en agosto cerró con ganancias de 84 centavos a 101,07 dólares en el IntercontinentalExchange (ICE) de Londres.

La jornada fue "un poco confusa", observó Matt Smith, de Summit Energy (grupo Schneider Electric). El crudo bajó durante casi todo el día antes de volver al terreno positivo a última hora.

Para explicar esta inversión de tendencia, Smith citó "las cifras aceptables de inscripciones al seguro de desempleo" en Estados Unidos "que aportan un poco de optimismo".

Los pedidos de seguro de desempleo disminuyeron en Estados Unidos en los primeros días de julio, según los datos publicados este jueves por el Departamento de Trabajo.

Unos 350.000 pedidos de seguro de paro fueron presentados en la semana del 1 al 7 de julio, un 6,9% menos que la semana anterior, mientras que los analistas esperaban en promedio unos 375.000 nuevos pedidos.

Otro hecho que impulsó el aumento del precio del petróleo fue el anuncio del Tesoro estadounidense de que reforzaría las sanciones financieras contra más de 50 entidades en Irán. Se trata de empresas estatales vinculadas a las Fuerzas Armadas iraníes y los Guardianes de la Revolución (el cuerpo de elite de la República Islámica de Irán), al que Washington acusa de participar en el programa nuclear.

"Esta información puso las tensiones geopolíticas en primer plano y aportó algo de oxígeno al mercado", destacó Matt Smith.

El mercado petrolero sufre "mucha presión bajista, porque el apetito por el riesgo está ausente", añadió este analista.