Petróleo sigue a la baja

Los precios del petróleo a ambos lados del Atlántico cayeron a su punto más bajo en cinco años y medio.

El almacenamiento será clave para enfrentar la volatilidad del precio.

Un dólar estadounidense más fuerte añadió presión al tiempo que el ICE February Brent, el precio de referencia internacional del petróleo, cayó US$1,17, para llegar a US$55,25 a principios de la sesión, habiendo tenido su segunda caída anual más alta desde que comenzaron las caídas históricas en 2014.

El precio de referencia en Estados Unidos, el Nymex February West Texas, cayó US$1,29 para situarse en US$51,40. Ambos alcanzaron niveles que no se veían desde mayo de 2009.

La política del cartel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reiterada en su reunión de noviembre, de mantener la producción a 30 millones de barriles diarios, profundiza una reducción de precios cuyo ritmo ha aumentado desde mediados de junio.

La OPEP ha luchado contra un dólar fuerte, un apretón de la demanda en medio de un “crecimiento mundial anémico”, un impulso por parte de los gobiernos de cumplir con los objetivos de emisión y un “aumento en los suministros por parte de la competencia”, dijo David Hufton, director ejecutivo de la corredora PVM.
“Para todos es muy obvio que el crecimiento en el suministro de petróleo supera el crecimiento de la demanda de petróleo y desde el punto de vista del productor ese desequilibrio debe rectificarse”, añadió.

Incluso mientras el reciente conflicto en Libia ha reducido la producción, la de Rusia ha llegado a niveles históricamente altos y las exportaciones iraquíes han alcanzado niveles que no se veían desde 1980, generando aún más preocupación por un exceso de suministros.

“Nuevos suministros han entrado al mercado, compensando la escasez de producción desde Libia”, dijo Adam Longson, analista de petróleos de Morgan Stanley, y añadió que había pocos elementos que apoyaban un alza en el precio del petróleo.

También dijo que un potencial acuerdo nuclear con Irán podría generar más suministros para las naciones de la OPEP. Entretanto, Arabia Saudita, el productor más grande del cartel y el líder de facto de la organización, muestra “pocas señales de capitular” y probablemente mantenga su posición de sostener la producción a los niveles actuales. El sentimiento pesimista en el mercado con respecto a los precios del petróleo también ha generado una reducción de precios. Los dos grandes precios de referencia han caído más de 50% desde mediados de 2014.

La estructura “contango” en los crudos Brent y Dubai, que es el término del mercado para cuando los precios de las entregas futuras exceden los precios del momento, es muy alta y los analistas esperan que aumente

Temas relacionados

 

últimas noticias