Petróleo termina en fuerte alza en Nueva York y Londres

En su nivel más alto en cinco meses, este índice da cuenta de una recuperación en octubre de la actividad manufacturera china.

El petróleo terminó en fuerte alza este lunes en Londres y en Nueva York, donde alcanzó un récord desde el 3 de agosto, impulsado por una recuperación del optimismo sobre Europa y por la baja del dólar, a las que se suma la incertidumbre por la situación en Medio Oriente.

El barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en diciembre, subió 3,95 dólares a 91,35 dólares el barril en el New York Mercantile Exchange.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte con la misma entrega terminó a 111,45 dólares en el Intercontinental Exchange, en alza de 1,92 dólares en relación al viernes.

"Los precios se disparan, vuelve la prima de riesgo", resumió Rich Ilczyszyn, de MF Global.

"Las primeras operaciones estuvieron estimuladas por el índice PMI de China, luego el mercado fue estimulado por el alza de la energía en todas sus formas, así como de los cereales, siguiendo la tendencia de las bolsas", alentadas por los avances europeos en torno a la crisis de la deuda, subrayó el analista.

La esperanza de una reactivación de la demanda energética en China, segundo consumidor mundial de crudo, fue alimentada por la publicación del índice PMI preliminar del banco HSBC.

En su nivel más alto en cinco meses, este índice da cuenta de una recuperación en octubre de la actividad manufacturera china, luego de tres meses de contracciones consecutivas.

En Bruselas, los dirigentes europeos trazaron el domingo las líneas generales de un plan de salida de la crisis de la deuda que amenaza la zona euro, pese a los persistentes desacuerdos sobre la forma de fortalecer el fondo de estabilización de la zona euro (FEEF).

De todos modos postergaron toda decisión hasta una cumbre europea clave prevista para el miércoles.

"También están los inversores que dicen que como los estadounidenses se retiran de Irak, aumentará la inestabilidad en Medio Oriente. Además tenemos al nuevo régimen libio en período de test", subrayó Ilczyszyn.

El presidente Barack Obama anunció el viernes que Estados Unidos planea retirar sus 39.000 soldados de Irak hacia fin de año. Washington advirió luego al vecino Irán que ello no significa que vaya a desentenderse de la región.

Por otra parte, los inversores siguen la evolución de la situación en Arabia Saudita, primer productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

El deceso el sábado del príncipe heredero saudita Sultan ben Abdel podría atraer la atención del mercado sobre los problemas sucesorios en el reino hachemita, estimó Commerzbank.

Temas relacionados