Petroleras extranjeras compiten en histórica licitación en México

La nueva legislación en materia energética rompe el monopolio de exploración y extracción de crudo que había detentado la estatal Pemex.

Junto con la mexicana varias compañías extranjeras compiten por la licitación petrolera en México.Bloomberg News

Empresas de Estados Unidos, Asia y Europa competirán el miércoles en la primera licitación petrolera en México desde que una histórica reforma volvió a poner en el juego a inversores privados, casi 80 años después de haber sido excluidos del negocio.

El gobierno pone sobre la mesa 14 bloques en aguas someras del Golfo de México (este) con un valor estimado de 17.000 millones de dólares en total, en un concurso que incluye siete consorcios y 18 empresas individuales.

Las compañías, tanto mexicanas como extranjeras, se han preparado durante meses para este momento, el punto álgido de la emblemática reforma que impulsó y promulgó el año pasado el presidente Enrique Peña Nieto tras un acalorado debate en el Congreso sobre la repartición de recursos que han simbolizado el orgullo nacional.

La nueva legislación en materia energética rompe el monopolio de exploración y extracción de crudo que había detentado la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) desde la nacionalización de esta industria en 1938.

Peña Nieto espera que la llegada de inversiones privadas invierta años de constantes bajas productivas y dé un nuevo brillo a la economía mexicana.

Aunque Pemex -que aporta un tercio del erario nacional- también puede participar, las autoridades han asegurado que la firma mexicana se abstendrá en esta ocasión.

Los gigantes estadounidenses ExxonMobil y Chevron, la firma británico-australiana BHP Billion, la empresa estatal india ONGC Videsh Ltd, la rusa Lukoil, la francesa Total y la china Nexen están entre las compañías que compiten en un esquema individual.

Y entre las empresas que participan a modo de consorcio se encuentran la italiana ENI, la tailandesa Petronas Carigali, entre otras, incluyendo mexicanas.

 

- Un "primer ejercicio" -

Aunque los 14 bloques de las costas del sureste están abiertas al mejor postor, el secretario (ministro) de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, enfrió las expectativas de que todos ellos serán otorgados.

El funcionario explicó que, de acuerdo a subastas similares llevadas a cabo en el extranjero, entre un 30% y 50% de los proyectos encuentran una oferta ganadora.

"Me parece realista", dijo a la AFP David Enriquez, un experto en energía del despacho de abogados Goodrich, Riquelme y Asociados de Ciudad de México, para quien "es natural que en cualquier ronda no salgan todos los campos".

Cuatro de los bloques subastados han despertado un interés medio o alto, otros cuatro han tenido una demanda promedio y el resto no son muy atractivos, explicó.

Otro factor que influye en el ánimo de los inversores es el desplome de los precios del oro negro en los mercados internacionales y, para que la subasta sea considerada "suficientemente" exitosa, México tendría que otorgar al menos los cuatro bloques más atractivos, estimó Enriquez.

"Es importante porque es el primer ejercicio" para la reforma energética y dará a las empresas una idea de lo que será el sistema de subastas de México, explicó.

Pero David Shields, un analista del sector y director de la revista Energía a Debate, el gobierno está siendo "totalmente pesimista".

"Para mí sería muy extraño que no se adjudicaron casi todos los bloques", comentó Shields, al advertir que existe el riesgo de que una o dos empresas acaparen muchos bloques.

Coldwell señaló que las petroleras más grandes podrían abstenerse de participar en la primera ronda para reservarse proyectos más importantes y complicados, como la exploración en tierra y aguas profundas de gas de esquisto.

 

- Subasta por televisión -

Las subastas petroleras son algo nuevo para México y el gobierno ha dicho que será muy transparente. Así, los resultados que se anunciarán el miércoles serán transmitidos en vivo vía satélite y a través de internet.

Los representantes de las empresas colocarán, dentro de 14 cajas, sus ofertas en sobres sellados y una cámara realizará imágenes de acercamiento cuando sean abiertos. La oferta más generosa será la ganadora.

Las empresas harán sus ofertas sin saber de antemano el porcentaje mínimo que el gobierno quiere ganar en cada proyecto, pero los analistas estiman que México ha hecho un esfuerzo para que el sistema sea transparente a fin de mitigar la imagen de corrupción que tiene el país.

El año pasado, Peña Nieto canceló abruptamente un contrato para construir un tren de alta velocidad que había sido asignado a un consorcio liderado por una empresa china, lo que despertó la ira de Pekín.

Esta decisión se produjo poco antes de que un reporte periodístico revelara que la primera dama compró una mansión a un contratista gubernamental que formaba parte del consorcio chino.

Temas relacionados