P&G, más caro en emergentes

Procter & Gamble anunció que incrementará el precio de sus productos en países como Venezuela, Rusia y Ucrania, debido a las recientes turbulencias económicas.

En el último trimestre de 2013, P&G ganó US$2.600 millones. / Bloomberg

La turbulencia en los mercados emergentes está obligando a Procter & Gamble (P&G) a aumentar el precio de su productos para los consumidores, al tiempo que intenta equilibrar el daño que sufrieron las ventas por la debilidad de las divisas y la inflación.

La compañía estadounidense, que produce marcas como Pantene, Gillette y Pampers, dijo que estaba preparándose para aumentar los precios en los mercados emergentes, al tiempo que las modificaciones en las tasas de cambio de divisas los llevaron a caídas en los ingresos de cuatro de sus cinco divisiones de productos durante el último trimestre.

Jon Moeller, gerente financiero de P&G, puso de relieve lo expuesta que estuvo la compañía a la situación de Ucrania, Rusia, Turquía y Venezuela, donde la inestabilidad está complicando los esfuerzos del director ejecutivo, AG Lafley, por revivir el desempeño de la firma.

“En los mercados donde hay una devaluación significativa o inflación estaremos intentando lograr aumentos de precios, como siempre lo hacemos”, afirmó Moeller.

Dijo que a causa de algunos cambios en las divisas, que acontecieron en el primer trimestre del año, P&G todavía se estaba ajustando. Los aumentos en los precios estarían “principalmente enfocados” en los mercados en desarrollo, en los que la inflación era alta a causa del debilitamiento en las monedas locales, añadió. “No estamos planeando amplios aumentos en América del Norte”.

Algunos de los incrementos de precios recientes por parte de P&G han sido decisiones perjudiciales, pues los consumidores han optado por comprar los productos menos costosos de la competencia.

En los tres meses que terminaron el 31 de marzo, las ventas de P&G fueron más bajas en sus negocios de belleza, cuidado personal, salud y cuidado de bebés, y tan sólo aumentaron en el cuidado de materiales textiles. En general, las ventas de US$20.600 millones se mantuvieron estables, en comparación con lo que sucedió hace un año. Sin embargo, si se excluyen los efectos generados por las divisas, aumentaron 3%.

A pesar del énfasis hecho por P&G en el mercado de divisas extranjeras, se ha reducido el debilitamiento de algunas monedas de los mercados emergentes contra el dólar estadounidense. El rublo ruso dejó de debilitarse en marzo y la lira turca comenzó a fortalecerse en abril. La grivna ucraniana cayó durante el mes de marzo y sigue siendo volátil.

P&G reportó ganancias netas de US$2.600 millones durante el último trimestre, y ganancias centrales por acción de US$1,04, que es una cifra mayor que las expectativas de Wall Street. Sin embargo, dijo que los efectos sobre las monedas habían reducido la cifra en 12 centavos por acción.

P&G logró aumentar sus ganancias durante el último trimestre, al tiempo que Lafley continuaba un programa de reducción de costos que inició su predecesor, Bob McDonald, en febrero de 2012. Dijo que los costos generales eran 13% más bajos hoy de lo que fueron cuando comenzaron los recortes.