PIB ayudará a bajar niveles de desigualdad

Colombia tiene una puntuación de 0,524, según índice de Gini.

El país busca disminuir su desigualdad apoyado en su estabilidad macroeconómica y, con ello, la sostenibilidad de industrias como la de hidrocarburos.
El país busca disminuir su desigualdad apoyado en su estabilidad macroeconómica y, con ello, la sostenibilidad de industrias como la de hidrocarburos.

La desigualdad es la sombra que acompaña a todos los países, aunque a unos más que a otros. Para el caso latinoamericano, el panorama no es menos complejo: el índice de Gini (medidor de desigualdad en donde 0 expresa perfecta igualdad y 1 máxima desigualdad) muestra que en el mundo hay dos tipos de naciones, las que hacen gran énfasis en aumentar su crecimiento desde las élites y presentan niveles de desigualdad superiores a los países que se centran por ver emerger sus economías desde abajo.

Según el índice de Gini elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Suecia (0,230), Noruega (0,250) y Luxemburgo (0,260) son los países con menor desigualdad, mientras que en el lado opuesto se ubican Namibia (0,707), Sudáfrica (0,65) y Lesoto (0,632).

Pese a que en los extremos de dicho índice no se ubica ningún país latinoamericano, los niveles en la región continúan siendo altos, ya que el panorama para algunos países es el siguiente: Chile (0,524), Brasil (0,576), Colombia (0,578) y Guatemala (0,585).

“La actual crisis de deuda ha frenado la disminución de dichos niveles. En el caso de Colombia, el PIB en 2012 ha crecido y continuará con esta tendencia. Se prevé un aumento por encima del promedio suramericano y latinoamericano de dos puntos y un punto respectivamente, lo que demuestra un mayor dinamismo y una buena composición en los niveles de inversión, que a su vez augura aumentos en los niveles de productividad en el mediano plazo”, según afirma Juan Carlos Ramírez, director de la oficina en Colombia de la Cepal.

“La mayor inquietud en estos momentos consiste en mantener el mejoramiento en los niveles de empleo y en la mejor utilización de los recursos que provienen de las regalías. Por otra parte, se espera que el país continúe disminuyendo sus niveles de desigualdad apoyándose en su estabilidad macroeconómica, la diversidad territorial, su ubicación naturalmente estratégica en el continente y una sociedad de un tamaño apreciable entre los 45 y 46 millones de personas”, añadió.

No sólo en Colombia se ven altos niveles de desigualdad. Al menos el 14% de las casi 7.000 millones de personas que habitan el planeta pasan hambre y se encuentran en situación de pobreza extrema.