Plástico, sólido

Con América Latina como su principal mercado externo y ventas de alrededor de $17 billones, este gremio sigue vigente en la industria.

Hace 50 años, en la Colombia de la posguerra, donde conseguir divisas era una auténtica aventura, Ignacio Chiappe Lemus puso la primera piedra de una organización que tendría como principal meta posicionar los plásticos en el país.

Medio siglo después, Acoplásticos se erige como el gremio que representa a una industria que abarca desde productos domésticos hasta pinturas, que produce $17 billones anuales y que emplea directamente a más de 90.800 personas. Carlos Alberto Garay, su presidente, habló con El Espectador sobre el presente y futuro del sector.

¿Cuál ha sido el secreto del gremio para permanecer vigente en estos 50 años?
El trabajo conjunto entre los afiliados y la administración, en el cual los aportes individuales, con la finalidad del beneficio, han hecho realidad proyectos de interés para la industria y el país.

¿Cuál ha sido su mayor reto?
Consolidarnos como un gremio especializado y trabajar bajo el concepto de cadena productiva para así impulsar actividades industriales integradas con mayor valor agregado.

¿Se producen en Colombia plásticos amigables con el medio ambiente? ¿Reemplazarán a los convencionales?
Algunos plásticos elaborados a base de productos vegetales ya se usan en Colombia. Como los vasos biodegradables a partir de almidón de maíz del Grupo Phoenix, los cuales se recolectan y llevan a una planta de compostaje para producir abono orgánico y completar así su vida útil. No obstante, estos materiales convivirán con los plásticos convencionales porque sus materiales tienen características que los hacen más apropiados para determinadas aplicaciones.

¿Cuánto plástico consume el país?
En Colombia se procesan alrededor de 910.000 toneladas anuales de las principales resinas plásticas. De los productos nacionales, alrededor de un tercio se destina a la exportación y las dos terceras partes se quedan para atender el mercado interno. Sin embargo, en Colombia el consumo anual de productos plásticos es cercano a 20 kg por habitante, cuando en el primer mundo es de cerca de 100 kg. Esto indica que aún tenemos un gran camino por recorrer. En el primer semestre de 2011, la industria creció alrededor de 6%.

¿Se han visto afectados por la volatilidad de las bolsas y los precios de los ‘commodities’?
En la medida en que aumenta la globalización es mayor la incidencia de las variaciones del contexto internacional en las economías nacionales. Por otro lado, los cambios en los precios de los commodities afectan tanto las exportaciones (por la creciente participación de las ventas de recursos naturales sin procesamiento interno) como las importaciones de bienes y servicios y de capital (por la progresiva dependencia externa de bienes industriales). Los sectores representados por Acoplásticos se han visto influenciados desfavorablemente por los cambios en los precios de las principales materias primas importadas, así como por la revaluación que abarata las importaciones y hace menos rentables las exportaciones.

¿Cuáles son los principales destinos de los plásticos colombianos?
En 2010 fueron Brasil, Ecuador, Perú, Estados Unidos, y aún seguía siendo importante Venezuela. Los productos con mayores ventas externas en resinas son los polímeros de propileno y también se destacan las películas plásticas flexibles y los artículos para envasado. Nuestra mayor competencia son los productos chinos y, en casos particulares, los ecuatorianos y peruanos.

¿Cuál es el secreto para ser competitivos en el mundo?
Nuestra labor es facilitar el aumento de la productividad, un requisito que hoy en día es insuficiente para ser competitivos. En este proceso de rivalidad por los mercados es imprescindible que el Gobierno y los empresarios actúen al unísono para garantizar condiciones equitativas de competencia a la producción nacional y preservar la generación de empleo calificado y permanente, al igual que las exportaciones.

¿Cómo seguirán vigentes en los próximos 50 años?
Acoplásticos ha convertido sus realizaciones en un punto de partida de lo mucho que tiene por lograr, para continuar aportando a los sectores representados y a Colombia. Nuestra proyección frente a los nuevos retos que surgen de un escenario de cambios permanentes nos lleva a promover, en un contexto de globalización, el desarrollo sostenible de los sectores representados, coadyuvar en la gestión empresarial de los afiliados, propiciar la concertación entre ellos en un marco de sana competencia y representarlos ante el Gobierno, la sociedad y las entidades nacionales y extranjeras.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra