'Plata de regalías es poca para financiar la ciencia'

Reflexiones en el debate “Regalías, ciencia, tecnología y desarrollo” que se se realizó en la Universidad Nacional.

Moisés Wasserman, Marta Lucía Ramírez, y Alexander Gómez, panelistas del debate./ David Campuzano - El Espectador

El Sistema General de Regalías: el sabor amargo y dulce de la mermelada. Bajo esta premisa se realizó ayer en la Universidad Nacional el debate “Regalías, ciencia, tecnología y desarrollo”. Y haciendo honor al nombre, en medio de estudiantes, profesores y rectores, los panelistas invitados dejaron ver los mitos y verdades que se esconden detrás de los papeles del sistema. Así, revelaron que la repartición de recursos que se está haciendo a nivel departamental no es congruente con la capacidad de infraestructura en ciencia y tecnología de las ciudades.

Moisés Wasserman, exrector de la universidad anfitriona y uno de los oradores, afirmó que Colombia está bien equipada en políticas nacionales de investigación y en sistemas que incluyen programas de innovación y planes de desarrollo a nivel municipal y regional, pero que la raíz del problema está en que esas políticas no se han podido financiar. Durante el 2012 Colombia recibió $10,54 billones por concepto de regalías, y “el 10% de ellas en lugar de capitalizar proyectos y programas, sobreimpuso su propia política al sistema; resultó un financiamiento que lleva implícitas unas normas diferentes”, agregó.

Para Wasserman, los inconvenientes se esconden detrás de la política de ciencias que está basada en la equidad y de la creación del sistema de infraestructura paralelamente al de ciencia y tecnología, lo que la ha afectado porque excluye los programas nacionales, la injerencia de la participación activa de los dirigentes políticos y la incapacidad que tienen los investigadores de acceder a los recursos. Martha Lucía Ramírez, exsenadora de la República, se mostró de acuerdo con Wasserman y enfatizó que “la ciencia, la tecnología y la innovación se están convirtiendo en instrumentos para hacer política y no para generar políticas, lo que es desafortunado para el país”.

Basada en estadísticas, Ramírez mostró que la Unión Europea y países como Estados Unidos y Corea invierten más del 2% de su PIB en proyectos de innovación, desarrollo de plataformas tecnológicas y propuestas científicas, mientras que Colombia, al igual que México, pertenece a la categoría de los que hacen un esfuerzo incipiente al estar por debajo del 1% en inversión para el desarrollo de estas áreas. También dijo que en el Índice Global de Innovación 2013, el país ocupa el puesto 60 entre 142 economías y que sólo en el último año ha caído cuatro lugares en capacidad para innovar, gasto en las empresas y colaboración conjunta por respaldar aplicaciones.

El debate concluyó con la intervención de Paula Arias, directora de Colciencias, quien desarrolló su participación bajo el nombre de “Mitos y verdades del sistema”. Respecto a los primeros aclaró: “Es falso que se politizaron las regalías porque ninguno de los gobernadores va a ejecutar proyectos. Es un mito que nadie puede acceder a los recursos porque hay 173 proyectos que ya se están realizando. Los que ya pasaron los niveles ayudan a lo que el país necesita. En el agro hay 50 proyectos aprobados y $410.000 millones invertidos en investigación”.

Por último reconoció que el proceso es complicado, que los gobernadores opinan así como las personas naturales, pero que, finalmente, “mientras que esta sea la Ley de Regalías la cumplimos”.

mdiaz@elespectador.com

@MarceDiaz20

 

últimas noticias