Pliego de cargos contra GM Colmotores anuncia Superindustria

La decisión se adopta para garantizar el adecuado funcionamiento del mercado de distribución y comercialización de vehículos.

General Motors Colmotores ensambla los automóviles marca Chevrolet.Archivo

Pliego de cargos contra General Motors Colmotores, por infracción a lalibre competencia anunció el superintendente Delegado para la Protección de la Competencia, de la superintendencia de Industria y Comercio, Germán Enrique Bacca.

General Motors Colmotores ensambla los automóviles marca Chevrolet. La investigación fue motivada por las presuntas infracciones al régimen de libre competencia al prohibir a sus concesionarios constituir sociedades o abrir establecimientos de comercio independientes para distribuir y comercializar vehículos de marcas diferentes, dice el informe de prensa.

Con estas conductas se estaría limitatando la entrada y expansión de otros competidores en el mercado automotriz colombiano, lo cual implicaría una violación a lo establecido en el artículo 1 de la Ley 155 de 1959, que prohíbe toda práctica, procedimiento o sistema tendiente a restringir o limitar la libre competencia económica, dice la entidad de control en un comunicado de prensa

Igualmente la entidad de control formuló cargos contra seis personas naturales en su condición de funcionarios o ex funcionarios o personas vinculadas directa o indirectamente con General Motors, porque al parecer colaboraron, facilitaron, autorizaron, ejecutaron o toleraron la conducta anticompetitiva objeto del pliego de cargos.

Reafirma el informe que la superintendencia de Industria y Comercio encontró que General Motors Colmotores, fabricante de vehículos de marca Chevrolet, estaría prohibiendo a sus concesionarios y a los accionistas, crear compañías o establecimientos de comercio independientes para distribuir y comercializar vehículos de marcas diferentes, restringiendo la entrada de nuevos competidores en Colombia o la expansión de otras marcas de vehículos en el mercado doméstico.

Dentro de las pruebas recaudadas se encuentran contratos y correos electrónicos en los que consta la prohibición de comercializar otras marcas de carros diferentes a Chevrolet sin la autorización de éste, así como documentos que demostrarían la terminación de los contratos por parte de GM. Dice la superintendencia que contra esta decisión no procede recursos contra el pliego de cargos.

Explica el informe que en el caso de que el proceso termine declarando que si existió violación a las normas de libre competencia, la superintendencia puede imponer multas a quienes infrinjan las disposiciones de prácticas restrictivas de la competencia hasta por 100.000 salario mínimos por cada infracción y a las personas naturales que actúan en representación de quienes infrinjan esas disposiciones, hasta 2.000 salarios mínimos es decir cerca de 1.288 millones de pesos.

Temas relacionados