"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 5 horas

Pólizas constructoras frenarían al sector

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, es consciente de que obligar a quienes ejecuten proyectos inmobiliarios a asegurarse podría reducir la dinámica de la construcción.

Con la puesta en marcha de pólizas obligatorias a los constructores, el Gobierno busca profesionalizar el sector. / Archivo

Tras el derrumbe de una de las torres del complejo residencial Space en Medellín y de la polémica desatada en el gremio constructor, el Gobierno tomó la decisión de hacer obligatorias las pólizas para la ejecución de cualquier proyecto inmobiliario. Sin embargo, el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, es consciente de que esta medida para “profesionalizar el sector” constructor durante los próximos años, y que se suma a mayores exigencias en materia de supervisión de obras, puede comenzar a causar problemas en la dinámica de la construcción, renglón que en el segundo trimestre de 2013 creció 6,4% frente al período enero-marzo.

“Esto puede generar un estancamiento en el crecimiento del sector. En el caso de Medellín tenían póliza, pero no son obligatorias. Acá hay que apostarle a un soporte de riesgo”, comentó Henao a este diario.

El ministro contó también que la cartera que dirige está revisando con Fasecolda (el gremio asegurador) cuáles son los riesgos asegurables en el campo de la ejecución de proyectos inmobiliarios. “Todo esto puede encarecer un poco la construcción y excluir a firmas que no tengan experiencia. Falta mucha cultura de prevención y de estar asegurados”.

Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda, manifestó que el gremio está de acuerdo con la propuesta del Gobierno de poner en marcha un seguro obligatorio a cargo de los constructores de vivienda. “Apoyamos la iniciativa por lo siguiente: si bien la ley desde el siglo XIX hace responsable al constructor durante 10 años por la estabilidad de la obra y la calidad de los materiales que usa, muy pocos constructores toman seguros para cubrir esa responsabilidad que legalmente les corresponde”.

El dirigente gremial agregó que en caso de que se presente un siniestro como el de Medellín, “es difícil que el constructor tenga un patrimonio líquido suficiente para responder por los daños que se causen. Las formas de lograr que esa cobertura sea ágil y suficiente es a través de un seguro, que en general no existe”.

El panorama para Botero resulta preocupante, ya que, según cifras de Fasecolda, el aseguramiento contra riesgos de la construcción está en niveles inferiores al 10%. “Como en este caso ocurre, la solución consiste en hacer obligatoria la contratación de seguros”.

A su vez, el presidente de la constructora Ospinas, Andrés Arango, comentó al respecto que “no hay una obra que se pueda realizar sin pólizas. Cuando Ospinas gestiona un proyecto, garantiza que exista póliza. No puede existir una obra sin eso. Es como salir a manejar sin SOAT”.

El camino que emprendió el Gobierno en materia de aseguramiento para la construcción es para el presidente del Colegio Nacional de Curadores, Ernesto Jorge Clavijo, una medida sana que puede llevar a que cada municipio deje de establecer normas particulares para dar vía a una ley nacional. “Incluso en el tema de los curadores estamos expuestos porque podemos equivocarnos. Algo se les puede pasar. Que el curador también se pueda asegurar”.

 

 

 

[email protected]

@hector_sandoval