Posible salvador de Friogán “da la cara” y reconoce que nunca ha declarado renta

En días pasados, se reveló que el inversionista que capitalizaría la deuda de los frigoríficos estuvo condenado por tráfico de armas.

Pedro Moreno (derecha), Armando Daza (centro), junto con el abogado Guillermo Martínez (izquierda), durante la rueda de prensa en las instalaciones de Fedegán.  /Gustavo Torrijos
Pedro Moreno (derecha), Armando Daza (centro), junto con el abogado Guillermo Martínez (izquierda), durante la rueda de prensa en las instalaciones de Fedegán. /Gustavo Torrijos

A la turbulenta reorganización empresarial de los frigoríficos Friogán se sumó este jueves otro episodio. Pedro María Moreno, el inversionista que prometió $100.000 millones para salvar la compañía, se reunió con los medios de comunicación para “dar la cara”, en compañía de su abogado y el gerente de Friogán, Armando Daza.

De Moreno Gómez, representante legal de Agroindustria Pecuaria Integral, se supo esta semana que estuvo condenado a tres años de prisión por tráfico de armas. Además, que no registra declaraciones de renta en el país ni aportes al sistema de seguridad social. Aun así, se comprometió a desembolsar la millonaria suma para cubrir las deudas de los frigoríficos. (Lea: Inversionista que salvaría Friogán estuvo condenado por tráfico de armas).

Según él, en abril pasado le fue aprobado un crédito por parte de un fondo financiero en Estados Unidos, que no quiso revelar, por un monto que tampoco quiso revelar, pero que serviría para pagar las deudas cercanas a $70.000 millones que tiene Friogán, la compañía en la que el Fondo Nacional del Ganado en liquidación tiene participación mayoritaria. (Lea: Fondo del Ganado, liquidación sui géneris)

Moreno Gómez reconoció que pagó una condena por tráfico de armas, delito que de acuerdo con su versión tuvo origen en el vencimiento del salvoconducto de las armas que utilizaba para practicar tiro. Según los datos oficiales, Moreno fue condenado en 2007 por tráfico, fabricación y porte de armas por hechos que ocurrieron en diciembre de 2006.

Fue recluido en la cárcel de Picaleña, le fue concedida libertad condicional en 2008 y libertad definitiva en 2009. A hoy, Moreno Gómez no registra aportes al sistema de seguridad social y reconoció a este medio que no registra declaraciones de renta porque como persona natural no ha tenido los “niveles” para declarar.

El representante legal de API asimismo anunció este jueves su intención de solicitar 30 días adicionales de plazo por parte de la Superintendencia de Sociedades para alcanzar un acuerdo que permita evitar que la compañía se liquide. Moreno espera quedar con una participación accionaria en Friogán equivalente a los $100.000 millones que pretende aportar.

Dicha capitalización fue aprobada por la asamblea de Friogán. “Los dineros (para salvar Friogán) están en Estados Unidos, pendientes de tránsito, la autorización para la cuenta en Panamá y desde Panamá empezar a hacer la transferencia”. Aseguró que en ese país encontró resistencia para concluir el trámite, pues la información sobre sus antecedentes que se difundió en medios de comunicación hizo eco.

Agroindustria Pecuaria Integral, con sede en Ibagué, se creó como establecimiento de comercio en 2003 y en septiembre de 2015 se constituyó como S. A. S. (Sociedad por Acciones Simplificada), dedicada a cría de ganado y procesamiento y comercio de carne. Moreno asegura que comenzó su actividad en el sector pecuario en 1974, en Ibagué y el Magdalena Medio.

También afirmó que tenía sus ojos puestos en Friogán desde hace dos años, y que de hecho en octubre de 2015 le propuso comprar la compañía al promotor de la reorganización de Friogán, Pablo Muñoz, pero que su oferta no hizo eco. Moreno empezó a sonar como posible salvador de los frigoríficos después del 26 de abril, cuando, dice, le aprobaron el crédito, un mes antes de que venciera la prórroga que se concedió en el proceso ante la Supersociedades. (Lea: Con inversionista, Friogán tiene un mes para salvarse)

“Me dolería tremendamente no lograr la adquisición de esta empresa porque no es solo el potencial que tiene sino que es el alma en cierta manera de mi vida, aunque nunca haya estado vinculado a Friogán, porque recoge todos los sectores ganaderos del país”, dijo Moreno Gómez.

En un diálogo con este medio antes de la conferencia de prensa, el gerente de Friogán, Armando Daza, aseguró que desconocía los antecedentes del señor Moreno y que el proceso de desembolso de los $100.000 millones de todas formas estaba “caminando”.

El proceso de reorganización empresarial de los frigoríficos se reanudó este jueves a las 5 de la tarde, por lo que el viernes se sabría si la capitalización que propone Moreno recibió el visto bueno del promotor Pablo Muñoz, quien funge también como liquidador del Fondo Nacional del Ganado, cuenta parafiscal que quebró por respaldar las deudas de Friogán. (Lea: Una cronología de la crisis)

Temas relacionados

 

últimas noticias