Prebuild y Ekko, sometidas a control

La Supersociedades declaró el máximo grado de supervisión a estas dos empresas por incapacidad administrativa. Lo que sigue podría ser la remoción de administradores, una reorganización o la liquidación judicial.

El 40% de los activos de Prebuild, donde está Plenty, son cuentas por cobrar.

Luego de investigaciones adelantadas por la Superintendencia de Sociedades, el ente de vigilancia decidió someter a control a las empresas Prebuild Colombia S.A.S. y Ekko Promotora S.A.S. por su falta de capacidad administrativa. La Supersociedades encontró altos niveles de endeudamiento e incumplimiento de obligaciones.

Es de recordar que la firma Prebuild, de origen portugués, llegó al país en 2012. El aterrizaje fue catalogado como la entrada a Colombia de un jugador de las grandes ligas de la construcción. Dio inicio a proyectos de gran envergadura, como la construcción de un parque industrial en Gachancipá (Cundinamarca) y un proyecto de vivienda de interés social en Barrancabermeja, entre otros.

Este año, sin embargo, como reportó El Espectador, empezaron a presentarse denuncias de afectados por el incumplimiento de millonarios pagos y liquidaciones por parte de Ekko y Prebuild, desde acreencias con proveedores del almacén Plenty, un negocio piloto de la portuguesa, hasta meses de arriendo por parte de ejecutivos de la empresa.

En el caso de Prebuild Colombia S.A.S., dijo la Supersociedades, la compañía registró pérdidas operacionales y netas superiores a $9.000 millones y $5.500 millones, respectivamente. Hay activos por más de $64.000 millones, pero de ellos cerca del 40% son cuentas por cobrar. “La compañía registra un nivel de riesgo financiero alto al no generar ingresos, registrar pérdidas operacionales y netas consecutivas y crecientes, sumado al hecho de que el nivel de endeudamiento se situó en 86%”. El nivel de endeudamiento de Ekko es del 65%.

La decisión de la Supersociedades le da la facultad para retirar administradores, revisores fiscales y empleados, según sea conveniente. De acuerdo con expertos consultados por este diario, la empresa puede presentar su plan para “poner la casa en orden”, los acreedores pueden solicitar la reorganización de la compañía o, después de un estudio de viabilidad, la Supersociedades puede determinar la reorganización o liquidación de las sociedades.

El Espectador intentó conocer la reacción de Prebuild a la decisión de la Supersociedades, pero al cierre de esta edición no fue posible.

Una de las personas que se declararon afectadas, que pidió no ser citada y a quien, según dijo “afortunadamente”, sólo le deben $15 millones, afirma que “de Prebuild no hay nadie en este momento que dé la cara”. De acuerdo con él, las reuniones que se han sostenido para acordar los pagos se han adelantado con Terranum, firma que suscribió dos contratos de obra y tres de arriendo con la firma lusa.

 

últimas noticias