Precio del dólar sobrepasó los $1.900 y se negoció en promedio a $1.897

Analistas consideran que el comportamiento de la moneda es transitorio.

Más de un año tuvo que pasar para que el precio del dólar se trepara por encima de los 1.900 pesos como esperaba el Gobierno del presidente Santos.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, había anticipado meses atrás que con las intervenciones del banco de la República en el mercado cambiario y la decisión de no traer dólares al mercado local se podría conseguir despertar la divisa estadounidense hasta llegar a los 1.900 pesos, lo que finalmente se consiguió este martes.

Desde el 4 de enero de 2012, la cotización de dólar no superaba ese umbral llegando a negociarse a 1.915,02 pesos. Un día después se transó a 1.898,24 pesos y desde ahí comenzó su carrera descendente poniendo en dificultades a los sectores exportadores.

En la apertura del mercado de este martes, la moneda estadounidense se negoció a 1.887 y al promediar la mañana llegó a un máximo de 1.903,55 pesos.

Los analistas estiman que todas las medidas juntas han ayudado para que la divisa se cotice al alza, tendencia que se ha registrado en los últimos 12 días. Esas medidas tienen que ver con la compra de dólares por parte del banco Central para acumular reservar, la autorización a los fondos para que inviertan más en el exterior, el ahorro de dólares en el exterior por las entidades del Gobierno y hasta las decisiones incluidas en el Plan de Impulso a la Productividad (PIPE).

El titular de la cartera de Hacienda siempre se mostró confiado en que la divisa podría alcanzar ese umbral. Recientemente el responsable de la política fiscal en el Gobierno había advertido que en el tema cambiario, “todo el foco lo tengo puesto sobre la junta directiva del banco de la República…..porque es ahí donde se va a definir el programa de compras de dólares de junio hasta diciembre”.

Cárdenas ha considerado que la decisión que se tome en la junta del banco central sea favorable para la tasa de cambio (dólar) y la para la competitividad de la industria.

Por el lado de los analistas del mercado se considera que la dinámica del dólar no es solo producto de acciones locales. Daniel Lozano de la firma Serfinco consideró que este comportamiento es una respuesta a lo que se ha visto en los mercados internacionales y al comportamiento de las monedas en la región. “Las monedas latinoamericanas han tenido una corrección importante. El movimiento de hoy (martes) no está alejado a lo que están mostrando las otras monedas de la región”, dijo.

Recordó que desde el nueve de mayo las monedas latinoamericanas se han depreciado un 3,6%. Consideró que en el mercado persiste la incertidumbre frente a las determinaciones que se tomen sobre la regulación de los fondos de pensiones y también sobre la decisión que tome el banco central si va a extender la compra de dólares hasta finales de año.

Lozano es claro en afirmar que el mercado estructuralmente espera que el nivel promedio esperado se mantenga por debajo de los 1.900 pesos.

Otros análisis

El dólar cerró la sesión en un nivel de 1.898,40 pesos, con un incremento de 19,45 pesos, que se explica por la actual coyuntura en Estados Unidos y la expectativa de las decisiones de la Junta Directiva del banco de la República el próximo viernes en materia cambiaria.

Por un lado, la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos contemple una reducción en el actual nivel de irrigación de liquidez tras recientes indicadores de la mayor economía del mundo, como el dato de confianza del consumidor que en mayo se ubicó en 76.2 puntos, en un máximo desde febrero de 2008. También se conoció que el Índice de Precios S&P/CS Composite 20 para marzo, repuntó un 10.87% anual, lo que refleja una recuperación en los precios de las viviendas en Estados Unidos, lo que parece dejar un poco atrás el fantasma de la crisis hipotecaria de 2008.

También el dólar se ubica en máximos históricos a raíz de la expectativa del mercado por las decisiones cambiarias que se tomen en el seno de la Junta Directiva del Banco de la República el próximo viernes. Organismo que decidirá las nuevas metas de compras de divisas para los próximos meses, que entre febrero y mayo se calculan en 3.000 millones de dólares.

Consideramos que niveles del dólar cercanos a 1.900 pesos deberían darle un parte de tranquilidad a la autoridad monetaria para mantener una intervención moderada en el mercado cambiario durante los próximos meses”, afirma Cristian Lancheros, analista de divisas de Acciones & Valores.

Según el analista, de no anunciarse ninguna medida extraordinaria, el dólar debería corregir y ubicarse entre 1.867 y 1.879 pesos durante la primera quincena de junio.