Premio de innovación para un laboratorio de morrales

El único requisito era inscribir un proyecto novedoso que estuviera disponible en el mercado nacional, el siguiente paso dependía de los jurados y el público.

A los participantes solo les pidieron un requisito, uno que no tenía forma establecida ni tamaño limitado, uno que ellos diariamente emplean en sus negocios, la innovación. Empresas como Bavaria, Codensa, BBVA, EPM, Ecopetrol, Pepsico, Coca- Cola, Tappsi, Totto y VoiceBunny, fueron algunas de las que inscribieron sus proyectos en la segunda edición de Premio Accenture a la Innovación que se entregó en febrero de este año.

Un jurado compuesto por expertos de diferentes sectores evaluó los conceptos nominados y concluyó que en la categoría de comunicaciones, medios y alta tecnología, el ganador debía ser Tappsi; en productos y servicios de consumo, la multinacional Coca–Cola; en recursos energéticos, Codensa; en responsabilidad social empresarial, Ecopetrol y en servicios financieros, Finamérica.

Por su parte, en la categoría en la que el público elegía, el ganador volvió a ser Tappsi, representando comunicaciones, medios y alta tecnología; Totto, ocupó el primer lugar en productos y servicios de consumo; Pacific Rubiales fue reconocida en el área de recursos energéticos; en responsabilidad social empresarial el público consideró que el reconocimiento debía ser para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y en servicios financieros Finamérica se llevó el galardón.

La compañía de morrales Totto, ganó por su concepto de Totto Lab, una especie de laboratorio en el que los clientes pueden decorar el producto como deseen, añadirle colores e incluso su nombre. Juan Vásquez, gerente corporativo de mercadeo de la organización dijo “nosotros trabajamos el tema de innovación bajo tres grandes conceptos. Es toda la capacidad de crear y de diferenciarse del mundo, es una cultura empresarial interna y una oportunidad para abrirnos a los jóvenes que tienen propuestas interesantes”.

¿A qué hace referencia la cultura de innovación?

Es el ecosistema que vivimos en la empresa. Son talentos que pueden ser novedosos y que no siempre están en diseño, el talento puede estar en cualquier área, la idea es ser innovadores desde la categoría donde nos desempeñamos. Gestión de diseño, es básicamente brindar herramientas y tener una metodología que tome esas iniciativas de emprendimiento y les dé el camino y el orden. Y cuando hablamos de oportunidades hacemos referencia a la innovación abierta que es establecer alianzas con universidades o con el Gobierno, que trabajen estos temas. 

¿Con quién tienen alianzas actualmente?

Con la universidad EAN, con la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y de Cali, la Stanford de Estados Unidos y la Swinburne de Australia. Y con otras universidades como la de Manizales, la Jorge Tadeo Lozano, que incluyen dentro de sus cátedras todo este temas.

¿En qué trabajan básicamente?

En proyectos dentro del área de innovación en la universidad pueden poner trabajos que le pueden presentar a la empresa, el otro es un desarrollo o metodología que la universidad tiene y que se aplica dentro de la organización.

¿Cómo viven ustedes la innovación internamente?

Ahora estamos trabajando en una idea que se llama ‘Totto Pioneros’ en el que se buscan unir todas las áreas de la compañía, la idea es generar grupos de tres personas de distintas superficies y desarrollar un proyecto de innovación. Después hay un proceso de selección, todo apalancando la cultura de innovación interna con el propósito de demostrarle a la gente que sus ideas son escuchadas y que se pueden aplicar en la empresa.

¿En qué momento empiezan a innovar en los productos?

El concepto original de Totto es innovación. Digamos que la compañía desde que nace hace 25 años, siempre ha tenido algo que la ha motivado a innovar, lo que pasa es que el último ciclo de expansión obliga a que se enfrente a un mercado global, lo que hace que tenga que reaccionar globalmente y no puntualmente. No puedo hacer una cosa en cada mercado, sino una marca global que tenga esa diferenciación.

¿Qué ha sido lo más difícil de tener un espíritu novedoso?

La tentación a desarrollar nuevas cosas que no apliquen para la marca, lo más difícil es  conservar el foco y ese ha sido uno de los éxitos para nosotros.

¿En quién nació la idea del Totto Lab?

En la directora de proyectos especiales. Empezó a desarrollarlo con una sola referencia, hoy ya tenemos cinco y estamos ampliando la oferta.

¿Han recibido más premios a parte del Accenture de innovación?

Es el primero en este tema. Totto  recibió en 2012 el emprendedor del año de Ernst & Young en la categoría máster y hemos tenido a nivel corporativo otro tipo de reconocimientos.