Presa china de Tres Gargantas supera a Itaipú como mayor productora eléctrica

La planta de las Tres Gargantas tiene una capacidad instalada de 22.500 megavatios (MW), frente a los 14.000 de Itaipú.

La planta de las Tres Gargantas tiene una capacidad instalada de 22.500 megavatios.Bloomberg News

La central hidroeléctrica de las presa de las Tres Gargantas de China, la mayor infraestructura de este tipo del mundo, superó en 2014 a la de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil, como la mayor productora eléctrica del mundo.

Según detalló la Corporación de las Tres Gargantas, responsable de la instalación, en una información publicada por la agencia oficial Xinhua, los 98,8 millones de megavatios por hora (MWh) generados por la planta china el año pasado establecieron un nuevo récord de producción de energía en plantas hidroeléctricas.

Así, la central asiática adelantó a la latinoamericana, que en 2013 obtuvo 98,5 MWh, como la mayor generadora eléctrica del planeta.

La presa de Itaipú es la segunda más grande del mundo, después de la china de las Tres Gargantas, pero durante 2012 y 2013 su hidroeléctrica se situó como la primera en generación de energía.

La planta de las Tres Gargantas tiene una capacidad instalada de 22.500 megavatios (MW), frente a los 14.000 de Itaipú.

La Corporación de las Tres Gargantas explicó que los 98,8 millones de MWh producidos el año pasado equivalen a ahorrar 49 millones de toneladas de carbón, que sigue siendo la principal fuente de energía en China, y evitar la emisión de 100 millones de toneladas de dióxido de carbón (CO2).

Ya ideada por Mao Zedong durante la década de los 50 para acabar con el déficit energético de Shanghái y el delta del Yangtsé, la presa de las Tres Gargantas comenzó a construirse en 1993 y las obras finalizaron 17 años después.

La presa ha sido criticada por los daños medioambientales que causa y los desplazamientos y pérdidas patrimoniales que provocó su construcción.

Esta instalación cedió recientemente el trono como mayor obra hidráulica del mundo a otro proyecto chino de concepción maoísta, el llamado trasvase sur-norte (que pretende abastecer las regiones septentrionales del país, incluida Pekín, con agua del Yangtsé), cuyo primer tramo empezó a funcionar en diciembre.

Temas relacionados

 

últimas noticias