Presidente de BBVA sostiene que el ajuste en España "es duro pero necesario"

El proceso emprendido por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el último año es "duro, pero necesario", señaló.

Presidente del BBVA España, Francisco González.
Presidente del BBVA España, Francisco González.AFP

El presidente del grupo bancario español BBVA, Francisco González, afirmó este martes en México que las políticas de ajuste que implementa el gobierno de España son indispensables y representan una "oportunidad histórica" para el desarrollo del país.

El proceso emprendido por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el último año es "duro, pero necesario", señaló González durante la inauguración de la reunión anual de consejeros regionales de su filial mexicana BBVA Bancomer en la Ciudad de México.

"La crisis está siendo profunda y larga. Pero las dificultades actuales son una oportunidad histórica para mejorar. No es fácil y conlleva fuertes costes a corto plazo pero es indispensable y posible", declaró el presidente del segundo mayor banco de España y uno de los dos principales de México.

En recesión desde finales de 2011, el gobierno español mantiene políticas de austeridad sin precedentes para sanear las cuentas públicas y ahorrar 150.000 millones de euros hasta 2014. Para 2013, España prevé una contracción de su economía de 1,3% mientras la tasa general de desempleo es del 27,16% y del 57,22% entre los jóvenes de 16 a 24 años.

González alabó las recientes reformas impulsadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto en consenso con los principales partidos de la oposición, de las cuales ya se han aprobado dos en materia educativa y de telecomunicaciones.

"México se ha convertido en un ejemplo para muchas economías", afirmó González.

La última reforma que el gobierno mexicano y la oposición han presentado al Congreso se centra en el sector bancario. La iniciativa busca abaratar y ampliar el crédito a las pequeñas y medianas empresas para situarlo en los niveles de otras naciones de América Latina.

El BBVA, que tiene 20,5 millones de clientes y 1.800 sucursales en México, anunció hace unas semanas una inversión sin precedentes en el sistema bancario del país por valor de 3.500 millones de dólares durante los próximos cuatro años.

Temas relacionados