'Prima la propiedad intelectual': Felipe Robledo

El superintendente de Industria y Comercio se vuelve a pronunciar por el caso operadores y canales de TV.

Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio. / Archivo

Luego de que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenara mediante decisión judicial que los operadores de televisión por suscripción (UNE, Directv, Telefónica, Telmex y ETB) debían tener autorización de RCN y de Caracol Televisión para retransmitir las señales de estos canales (análoga y de alta definición —HD—), el jefe de esta Superintendencia, Pablo Felipe Robledo, reiteró que la medida anunciada no puede ser desconocida por ninguna autoridad de carácter administrativo.

“La medida cautelar se está cumpliendo y no puede desacatarse. En este momento esas autorizaciones están dadas por RCN y Caracol”, dijo el superintendente Robledo, quien reiteró que los canales extenderán hasta septiembre y diciembre de este año, respectivamente, el permiso para que los operadores puedan retransmitir la señal. “La televisión por suscripción garantiza la señal”, agregó.

Recientemente la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) pidió a la SIC que se reconsiderara, dentro del marco jurídico respectivo, la decisión judicial adoptada. Además, la entidad pidió suspender los efectos de las medidas cautelares hasta que la propia ANTV resuelva una actuación de carácter administrativo que se inició el pasado 5 de mayo bajo la Resolución 1612.

“El expediente está en el despacho del superintendente delegado, quien está estudiando esa solicitud de la ANTV. Todavía no hay una respuesta”, dijo el jefe de la Superintendencia, quien resaltó que con la medida cautelar lo que está en juego es la defensa de la propiedad intelectual y de los derechos de autor de RCN y Caracol.

“Los cableoperadores —dice la Ley 680— están obligados a garantizar acceso a la televisión abierta. La ley no dice que están obligados a retransmitir”, expresó Robledo, quien concluyó que el punto final será puesto con una sentencia de la SIC.

Recientemente, la Contraloría General de la República advirtió que este pulso está poniendo en la cuerda floja $99.000 millones del erario, ya que si el conflicto entre canales y operadores se mantiene hasta que los operadores saquen a Caracol y RCN de sus parrillas de programación, las inversiones que el Estado ha hecho para consolidar la televisión digital terrestre (TDT) estarían en riesgo.

El Espectador hace parte del mismo grupo de medios al que pertenece Caracol TV.