En primer semestre Gobierno Nacional registró superávit de $15,4 billones

Mayor recaudo tributario explica el buen comportamiento de las cifras del Gobierno, admite el ministerio de Hacienda.

Al cierre del primer trimestre de 2011 el Gobierno Nacional (Sector Público Consolidado) registró un superávit de 15,4 billones de pesos equivalente al 2,6% del PIB (Producto Interno Bruto), balance superior en 2,7% del PIB al observado durante el mismo periodo de 2010, cuando reportó un déficit de 392.000 millones de pesos.

El mejor resultado del SPC se debió esencialmente al mayor superávit de las entidades estatales sin organismos financieros (SPNF), que pasó de un 900.000 millones de pesos a uno de 15,3 billones de pesos en los primeros seis meses de 2010 y el mismo periodo de un año después.

Lo anterior, se explicó por los mejores resultados reportados por el Gobierno Nacional Central (GNC) y el sector descentralizado, precisa el comunicado de prensa.

El Gobierno Nacional Central (GNC) registró un superávit equivalente a 1,3% del PIB, alrededor de 8 billones de pesos, resultado derivado de un comportamiento de los ingresos más dinámico que el de los gastos.

El recaudo tributario como proporción del PIB pasó de 6,3 a 7,7 puntos porcentuales, tras un incremento de 33% durante el periodo en consideración. Por su parte, se observó un menor ritmo en la ejecución de gasto con respecto al año anterior, toda vez que las obligaciones totales pasaron de 8% del PIB de entre enero y junio 2010 a 7% del PIB durante el mismo periodo de 2011, explica el comunicado de prensa del ministerio de Hacienda.

La dinámica observada del gasto del Gobierno Central durante el primer semestre responde esencialmente a la estacionalidad típica de la ejecución del gasto durante el año fiscal, que presenta una aceleración del mismo en el segundo semestre. A esto se agrega que, este periodo coincide con el primer año completo de la nueva administración. Durante el primer semestre de años anteriores se ejecutó en promedio menos del 50% del gasto previsto para el año, inidca el informe.

Pagos por $12.6 billones

Se espera en efecto una aceleración de la dinámica del gasto en la segunda mitad del año, a través de la ejecución de programas de infraestructura, salud y gasto social, advierte el Gobierno en el informe.

En el último trimestre del año se tiene previsto realizar pagos por 12.6 billones de pesos, lo que le permitirá al Gobierno registrar una ejecución presupuestal del 72%, similar al comportamiento presentado durante los últimos diez años, dice el ministerio de Hacienda.

Protección Social con 4.2 billones de pesos es el sector que encabeza los pagos en los últimos tres meses del año. Entre otros proyectos se encuentran la unificación y universalización del régimen subsidiado con 1.2 billones de pesos y políticas activas de mercado de trabajo por 1.2 billones de pesos, además de la Atención integral primera infancia, Protección de los derechos de la Niñez y la Familia, Alimentación Escolar y Fortalecimiento de las capacidades para ciencia y tecnología, explica el informe.

Le sigue el sector Transporte con 2.4 billones de pesos, de los cuales 1.2 billones para concesiones viales a cargo del INCO y Corredores Viales por un billón. También se destinarán recursos para el fortalecimiento institucional y buen gobierno, y para infraestructura aeroportuaria y gestión de espacio aéreo.

Acción Social tiene pagos programados por 1.2 billones de pesos en proyectos como Obras para la paz, Familias en Acción, Generación de Ingresos, Desplazados, Infraestructura y Habitat, y la implementación de la Red Juntos.

Hacienda con 780.000 millones de pesos, Planeación 770.000 millones; Agricultura tendrá pagos por 598.000 millones de pesos; Ambiente y Vivienda por 520.000 millones; Defensa con 460.000 millones de pesos; Comunicaciones 362.000 millones; Minas y Energía 524.000 millones; Educación 386.000 millones; Ciencia y Tecnología con 192.000 millones y Estadística con 74.000 millones de pesos.

Explica el informe que el superávit reportado por el sector descentralizado a primer semestre de 2011  de 7.3 billones de pesos fue mayor que el observado durante los mismos seis meses del año anterior  de 5.2 billones de pesos.

Este comportamiento lo explicó en gran medida la dinámica favorable de entidades como el Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera (FAEP) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), efecto que fue neutralizado parcialmente por un menor superávit del sector regional y los locales.

La mejora en el balance del FAEP se explica porque en 2010 la entidad trasladó el último 10% del ahorro acumulado por la Nación. Así mismo, la ANH reportó un resultado fiscal más favorable por cuenta de los menores dividendos trasladados al GNC en lo corrido de la presente vigencia, explica el informe de prensa.

En lo referente al sector regionales y locales, su superávit registrado entre enero y junio de 2011 de 2,8 billones de pesos resultó 0,1% del PIB inferior al observado en igual periodo de 2010 de 3,0 billones de pesos.