La primera bodega automatizada del agro

La inversión sobrepasa los US$5 millones, tendrá un área de 3.500 metros cuadrados que les facilitará el trabajo a cerca de 9 mil ganaderos y más de 1.500 empresarios del país.

La bodega tendrá un área de 3.500 metros cuadrados donde trabajarán 10 personas. / Cortesía

En el parque industrial del municipio de Cota, Cundinamarca, funcionará a partir de finales de octubre la primera bodega automatizada del sector. En un área de 3.500 metros cuadrados trabajarán aproximadamente 10 personas para reducir los tiempos y costos de envío a más de 1.500 empresarios, y cerca de 9 mil ganaderos que en el país demandan productos de veterinaria. Contará con el primer servicio de call center del gremio, un software de origen sueco que garantiza el rendimiento en los procesos y un hardware de navegación alemana.

“A diferencia de las manuales, ésta tiene un control de inventario digitalizado, lo que disminuye el tiempo de trabajo y, por ende, de entrega. Sabemos que los almacenes necesitan, en la mayoría de las veces, la mercancía con urgencia y lo que queremos es eso, hacer un manejo efectivo en operaciones; en otras palabras, el despacho que se está haciendo antes de 24 horas esperamos reducirlo a 3 o 4”, contó Esperanza Coy, gerente general de Agrocampo.

Esta empresa, que se dedica a comercializar alimentos de marcas nacionales, asumió este reto en el marco de sus 35 años. El negocio de importación que tiene con 33 países le ha permitido entender que ninguna compañía podrá ser competente si no tiene una logística avanzada. Con lo que está de acuerdo Rafael España, vicepresidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), quien opina que esta “es una demostración de que los empresarios están a tono con la innovación y la competitividad, como lo están haciendo los demás países de Latinoamérica y el mundo. La logística es una asignatura pendiente en Colombia, entonces ejemplos como esta bodega se pueden multiplicar. Este paso en el sector se constituye en un eslabón insustituible, porque en la medida en que les faciliten los productos a los empresarios, lo que hacen es reducir los costos de producción”.


La gerente del hipermercado agrega que: “El agropecuario ha sido uno de los sectores más retrasados del país por temas como la infraestructura que demora los procesos. Una bodega automatizada hará la diferencia con la reducción de tiempo, si nos conectamos con los clientes de manera inmediata y pertinente los productos llegarán más rápido”.

Sin embargo, Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), opina que hay sectores como el palmicultor y el azucarero que demuestran que la agricultura no está tan mal como parece y que “este proyecto es bueno porque son proveedores para el sector agropecuario, espero que no les recarguen el costo de la bodega a los comerciantes. Para los dueños de Agrocampo será más beneficioso, porque se sumarán más clientes, pero para los campesinos será igual porque todo lo hacen con tiempo, esto no es significativo desde el punto de vista del dueño de la finca que está preocupado no sólo por el entorno económico, sino por su rentabilidad, la tasa de cambio y los fondos parafiscales”.

Esperanza Coy asegura que la idea es acceder de manera más rápida a los productos que los compradores requieren y enviarlos en el menor tiempo posible por medio del registro de direcciones que tienen en la compañía y que, además de las ganancias en cifras que van a tener, existen ganancias en capital humano, pues en el servicio de call center están pensando en emplear sólo a personas discapacitadas.

“Para poder asumir todos los retos que hasta ahora empiezan a verse en el sector es necesario empezar a invertir” dijo la representante de Agrocampo. Por ese mismo motivo, no les preocupó invertir $10.000 millones en el proyecto, porque en las cuentas matemáticas que empezaron a hacer hace más de dos años cuando pensaron la idea, les mostraron que una vez inicien con el centro de logística el crecimiento será superior al 20%.

Esta es una iniciativa en desarrollo y avance tecnológico, que en materia de almacenamiento y distribución de productos de veterinaria tiene el sector agropecuario del país, la primera apuesta por el futuro del campo desde lo comercial. Aún se desconoce si otros hipermercados de la industria tomarán el mismo camino. Por el momento han respondido que no.