La producción industrial aumentó 4.1% entre enero y julio de 2016

Sí se excluye el subsector de refinación la expansión industrial sería de 1.2%, revela la ANDI.

La producción manufacturera sigue jalonando la economía.

En el periodo enero-julio 2016, comparado con el mismo período de un año atrás, la producción industrial aumentó 4.1%, las ventas totales 3.2% y las realizadas en el mercado interno crecieron 4.5%. Sí excluimos el subsector de refinación los crecimientos de la industria sería de 1.2%, se registrarían una caída de 0.6% en las ventas totales y en las internas de 0.3%, revela la encuesta empresarial que lidera la ANDI.

Dice el informe que al iniciar el segundo semestre de 2016, los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) reflejan algunas de las consecuencias del paro camionero, causando un desempeño moderado de la actividad manufacturera. A pesar que la producción y las ventas crecieron a menor ritmo, la utilización de la capacidad instalada registra un comportamiento superior al de hace un año; los inventarios están en buenos niveles; en el clima de los negocios se mantiene la situación favorable de las empresas y las expectativas se conservan en niveles positivos.

La industria manufacturera sigue impulsando la economía colombiana, destaca la encuesta. En los resultados del mes de julio se vieron reflejados los efectos del paro camionero que duró 46 días y afectó a todos los sectores de la economía. Los empresarios registraron en el muestreo industrial del mes pasado problemas como escasez de conductores, de camiones, aumento en los costos de almacenamiento, mayores fletes de transporte y elevados inventarios de productos terminados.

Destaca el muestreo que en julio de 2016 el 69.2% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, nivel superior al 61.6% observado en igual mes de un año atrás. Frente al clima de los negocios percibido al inicio del año, el indicador ha tenido una reducción.

En cuanto a las expectativas sobre el inmediato futuro, el panorama es positivo, ya que el porcentaje de empresarios que considera que en los próximos meses la situación de la empresa va a mejorar, se situó en julio en 41% y es superior a la presentada en el mismo mes del año pasado (33,9%).

Los principales obstáculos que enfrentan los empresarios comenzando el segundo semestre del 2016 en orden de dificultad son: la tasa de cambio ocupando el primer lugar, seguido de falta de demanda que se presenta como el segundo mayor problema de la Industria en julio. En la actividad de los industriales también interfieren el costo de las materias primas, la alta competencia, la falta de infraestructura y altos costos logísticos y el contrabando.