Producción manufacturera retrocedió 0,4% en enero

Las ventas totales crecieron 1.8% y, dentro de éstas, las realizadas hacia el mercado interno crecieron 1.8%.

El año 2013 arrancó con una industria manufacturera en retroceso y en enero la encuesta empresarial registró una producción industrial cayendo 0.4%.

El informe de la Andi registra que las ventas totales crecieron 1.8% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno crecieron 1.8%.

La diferencia entre el nivel de producción y el nivel de ventas se explica, entre otros, por los mantenimientos realizados en las plantas de producción, por una política de reducción de inventarios por parte de las empresas, sumada a que para algunas empresas se facturaron las ventas del mes de diciembre en el mes de enero, precisa el informe de la encuesta empresarial.

Advierte la Andi que enero por ser un mes atípico, hay que esperar un tiempo prudencial que permita contar con una trayectoria más sólida antes de poder realizar proyecciones hacia el futuro. En este mes las empresas tienen vacaciones colectivas, realizan procesos de mantenimiento de sus plantas y ajustan sus inventarios, además es un periodo de tiempo muy corto.

La utilización de la capacidad instalada, en el mes de enero se situó en 75.2%, nivel ligeramente por debajo del promedio histórico de EOIC de 76.4%. Estacionalmente la utilización de la capacidad instalada se reduce en los meses de diciembre y enero, como resultado del período de vacaciones de las empresas, remarca el informe.

Problemas

El clima de los negocios también captura las dificultades de la industria manufacturera acentuadas desde el segundo semestre de 2012.

Al iniciarse el año, el 57.6% de los encuestados calificó la situación de la empresa como buena, nivel quince puntos por debajo del reportado en igual período del año anterior (73%) y las mejores expectativas son reportadas por el 30.9% de las empresas (frente a 47.2% en enero de 2012).

Los principales obstáculos que enfrentan los empresarios al comenzar el 2013 son en su orden: baja demanda, tipo de cambio, alta competencia en el mercado, costo y suministro de materias primas, contrabando, bajos márgenes de rentabilidad, baja rotación de la cartera, infraestructura y costos logísticos y falta de capital de trabajo.

 

 

 

Temas relacionados
últimas noticias