Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 22 mins

Pronosticando la divisa americana

Pronosticar el futuro de los activos es más un arte que una ciencia.

La mejor comparación es con la navegación. El trabajo de los analistas es navegar por los mares en nombre de nuestros clientes. Un buen marinero conoce los mares, las mareas y el ciclo lunar, debe saber cómo leer los gráficos, el clima y el cielo.

En otras palabras, un analista no debe saber el futuro; su trabajo está en reconocer la tendencia de la variable que pronostica, las fuerzas desestabilizadoras y sus ciclos.

Dentro de este marco, la tendencia principal del peso-dólar en los últimos 10 años ha sido a la baja, al igual que el resto de monedas de la región, explicada por el posicionamiento de Brasil, Perú, Colombia y Chile en la economía mundial.

Las mareas secundarias que desde 2009 han estabilizado la moneda entre $1.750 y $2.050 han sido: 1) las intervenciones de los gobiernos y bancos centrales, 2) los períodos de incertidumbre mundial y 3) una fuerte estacionalidad al alza al finalizar el año.

Dicho esto, nuestro plan de navegación para el resto de 2012 es una caída del dólar hasta los $1.700-$1.750 antes de octubre, gracias a que los gobiernos regionales han hecho una pausa en la lucha contra la revaluación (en especial Brasil) y a que por primera vez en la historia local una crisis de petróleo no tuvo efectos alcistas en la moneda (el WTI cayó 30% en tres meses). Después esperamos que la estacionalidad de fin de año, que en los últimos tres años ha subido la tasa $200 entre octubre y diciembre, acerque la divisa a $1.850.


* Felipe Campos, analista de Alianza Valores.

Temas relacionados