Protestas generan dudas sobre pago venezolano de su deuda

Crece la presión para que el presidente Nicolás Maduro calme a los manifestantes que piden su salida.

Bloomberg News

Los bonos venezolanos tienen los peores retornos del mundo debido al temor a que las protestas obliguen al gobierno a priorizar la compra de comida en detrimento del pago de deuda.

Los pagarés en dólares de referencia han bajado 13 por ciento este año, la mayor cantidad entre los miembros del Índice de Bonos Soberanos de Mercados Emergentes en Dólares de Bloomberg, ante la especulación de que Venezuela usará las reservas en dólares –que están en el nivel más bajo en 10 años- para mitigar el desabastecimiento y frenar la inflación más rápida del mundo en lugar de hacer pagos de intereses. En el plano global, la deuda de los países en vías de desarrollo ha retornado 0,5 por ciento en 2014 luego de un aumento de este mes.

Crece la presión para que el presidente Nicolás Maduro calme a los manifestantes que piden su salida en un contexto de desabastecimiento de productos básicos como arroz y papel, así como de medicamentos. Después de por lo menos tres muertos en enfrentamientos entre manifestantes y seguidores del gobierno este mes, Maduro instó a quienes lo apoyan a volcarse a las calles para contrarrestar una marcha organizada por Leopoldo López, el líder del partido opositor Voluntad Popular.

La gente teme que las cosas puedan descontrolarse”, dijo Donato Guarino, un estratega de crédito de Barclays Plc en Nueva York. “Podría producirse un impago”.

Maduro prohibió las manifestaciones de enemigos políticos y ha dispuesto el arresto de líderes opositores a los que acusa de conspirar con diplomáticos estadounidenses para dar un golpe de estado.

No voy a renunciar”, dijo a aliados en Caracas el 15 de febrero. “Nadie me apartará del camino de construir la revolución bolivariana”.

Probabilidad de impago

Los rendimientos de los bonos de vencimiento a menor plazo superan los de los pagarés a mayor plazo por la mayor cantidad en seis años, mientras que el costo de asegurar la deuda contra un impago es el más alto desde 2009, en tanto declinan los ingresos en dólares en momentos en que caen las exportaciones de petróleo a los Estados Unidos, la principal fuente de moneda extranjera del país.

El rendimiento adicional, o diferencial, que los inversores exigen para comprar US$3.000 millones de bonos de Venezuela con vencimiento en 2022 en lugar de bonos del Tesoro de los Estados Unidos aumentó a 15,32 puntos porcentuales hoy a las 8:22 hora de Nueva York, un incremento de 3,79 puntos porcentuales este año y el mayor desde que se vendieron los valores en 2010. Las permutas de riesgo crediticio para protegerse de un impago han aumentado 4,94 puntos porcentuales este año, a 16,44 puntos porcentuales, lo que implica una probabilidad de impago de 68 por ciento en los próximos cinco años.

Venezuela tiene dólares suficientes para las necesidades de la economía, dijo Maduro el 12 de febrero. Un vocero del ministerio de Finanzas se negó a hacer declaraciones sobre el posible impacto que tendrían las protestas en los bonos de Venezuela.