Prueba reina en el Fondo Premium

Al fin se sabe con certeza quién giró parte de los dineros perdidos en la última etapa del Fondo Premium de Interbolsa.

Tomás Jaramillo. / ‘Semana’. Alessandro Corridori. /Colprensa

Tomás Jaramillo Botero y tres funcionarios del Fondo Premium autorizaron con su firma el desembolso de miles de millones de pesos de los inversionistas, sumas que están hoy perdidas y que no se pueden recuperar.

Por primera vez se conoce quién, cuándo y en qué cuantía facilitó la entrega de enormes sumas de Premium para beneficiar a Alessandro Corridori. Los desembolsos ocurrieron en 2011 y 2012, y coinciden con la época en que, según la Superintendencia Financiera, Corridori estaba dedicado a la manipulación fraudulenta de la acción de Fabricato.

Casi todas las operaciones están firmadas por Nathalia Zúñiga Isaacs y Juan Andrés Tirado Moreno, altos empleados del engranaje de Premium. Algunas otras también fueron autorizadas por Ada Luz Lizcano. Se sabía que Premium estuvo al servicio de Corridori, pero se ignoraba exactamente quién le giró los cheques.

Cuando Premium suspendió los retiros en noviembre de 2012, los 1.260 inversionistas del Fondo descubrieron con asombro que US$61 millones estaban comprometidos en Fabricato, cuya cotización cayó en bolsa de $90 a $10. Concentrar casi el 30% de Premium en un solo negocio contradice la finalidad de un fondo de inversión, que es diversificar.

Los desembolsos, realizados por Valores Incorporados, empresa de Premium en Bogotá, muestran quiénes autorizaron la salida de $33.000 millones utilizados para la apuesta Fabricato.

El primero de los desembolsos, conocidos por El Espectador, ocurrió el 30 de septiembre de 2011, por $6.200 millones, y lleva la firma de Tomás Jaramillo, codueño de Premium, y de Nathalia Zúñiga Isaacs, gerente de Valores Incorporados desde 2012. El beneficiario del crédito fue Invertácticas S. A., firma de Corridori.

Este crédito, al igual que los demás, se hizo sin pasar por el comité de crédito e inversión. El formulario de desembolso trae una casilla de “waiver” o excepción, es decir, que se podía girar dinero con la sola firma de funcionarios de Valores Incorporados.

En noviembre de 2011 hubo dos desembolsos más para Corridori, uno por $700 millones y otro por $800 millones. Ambos llevan la firma de Tomás Jaramillo y de Nathalia Zúñiga. Esta última, graduada en finanzas y relaciones internacionales, de 29 años, trabajó en Premium como asesora o analista financiera de 2006 a 2013 y fue representante legal suplente y después titular de Valores Incorporados. Fue ella quien entregó los formularios de desembolso a la Superintendencia de Sociedades en una diligencia bajo juramento, pese a que esas pruebas la incriminan.

En enero de 2012, Zúniga firmó un desembolso de $400 millones para Invertácticas, con la rúbrica también de Tirado Moreno, director del Advisor, la sociedad que actuaba como gerente de inversiones de Premium. El formulario dice: “No hay garantía real. Firmó como codeudor Alessandro Corridori, como persona natural”. El mismo mes Zúñiga y Tirado Moreno le giraron a la compañía de Corridori otros $2.000 millones.

Manantial SPV SAS, empresa del Grupo Corridori, recibió un desembolso de $1.369 millones en febrero de 2012, con la firma de Nathalia Zúñiga. En marzo Manantial recibió $5.829 millones, con la aprobación de Tirado y con la firma de Ada Luz Lizcano, analista financiera de Valores Incorporados. Lizcano y Tirado firmaron el mismo mes otro desembolso de $2.570 millones para Manantial.

Para Invertácticas, la firma manejada por Corridori, salieron el 25 de enero de 2012, $2.200 millones, con la firma de Nathalia Zúniga y de Juan Andrés Tirado. En el formulario de desembolso de este y de otros créditos se lee: “No tenemos fuente de pago”. Es decir, que quien giraba la plata no sabía cómo la iba a devolver el deudor.

Ninguno de los 13 desembolsos lleva la firma de Juan Carlos Ortiz, codueño de Premium. Tampoco aparece la firma de Eric Andersen, director de Premium en Curazao.

En febrero de 2012 se le entregaron $8.000 millones a Invertácticas, con firma de Nathalia Zúñiga y de Juan Andrés Tirado.

En marzo de 2012 la firma de Corridori recibió $650 millones de Valores Incorporados, con la firma de Ada Luz Lizcano. La misma Lizcano le giró $150 millones a Invertácticas al mes siguiente.

El siguiente desembolso para Corridori fue de junio de 2012, por $2.700 millones. Lleva la firma de Nathalia Zúñiga.

El conjunto de los 13 desembolsos representa casi el 10% de los $350 mil millones que administraba Premium.

 

525698

2014-11-03T21:00:00-05:00

article

2014-11-03T21:01:03-05:00

ee-admin

none

Alberto Donadio

Economía

Prueba reina en el Fondo Premium

32

4563

4595