Pruebas COVID serían la única esperanza de reactivar demanda de vuelos: IATA

Noticias destacadas de Economía

Según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional las pruebas rápidas de antígeno, que deberían estar disponibles el próximo mes, eliminaría cualquier necesidad de cuarentenas.

Las pruebas universales de coronavirus para los pasajeros son la única esperanza realista de reactivar la demanda de vuelos a falta de una vacuna, dijo la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés).

La adopción al 100% de las pruebas rápidas de antígeno, que deberían estar disponibles el próximo mes, eliminaría cualquier necesidad de cuarentenas que actualmente están “matando” al mercado, dijo Alexandre de Juniac, director de la IATA.

Si bien la solicitud de pruebas no es nueva, el panorama se ha vuelto cada vez más sombrío para las aerolíneas que evalúan un verano decepcionante con el aumento de las tasas de infección y las restricciones que reducen las esperanzas de recuperación.

Tan solo esta semana en Europa, Deutsche Lufthansa AG dijo que eliminará más empleos y aviones de su flota, el director ejecutivo de Air France-KLM advirtió sobre nuevos recortes de costo y el operador turístico TUI AG redujo su perspectiva de capacidad hasta fin de año.

Hasta la fecha, los numerosos pedidos de la industria de un enfoque unificado frente a los viajes aéreos se han visto obstaculizados por países que se resisten a ceder las responsabilidades de las políticas de salud. Incluso las propuestas para las llamadas burbujas de viaje entre dos países se han topado con la burocracia y una división de autoridad entre varias agencias.

La IATA buscará convencer a los Gobiernos sobre la prueba rápida a través de la Organización de Aviación Civil Internacional de las Naciones Unidas, dijo De Juniac, y agregó que todos sus miembros respaldan la propuesta. El principal grupo comercial de la industria de las aerolíneas ha culpado repetidamente a las restricciones de viaje por contener la demanda.

Las pruebas costarían tan solo US$10, podrían ser realizadas por personal sin capacitación médica profesional y arrojarían un resultado en 15 minutos con una precisión de 97%, dijo la IATA.

Además de permitir que las naciones flexibilicen las restricciones a los vuelos, un régimen de prueba universal proporcionaría a las personas la seguridad de que sus compañeros de viaje están libres de covid. Los Gobiernos deberían financiar el programa, dijo De Juniac.

Comparte en redes: