Puerto de Barranquilla busca atraer a navieras asiáticas

Se construirán dos muelles con costo de seis millones de dólares y estarán listos para diciembre.

Con un paquete de inversiones de US$ 180 millones el Puerto de Barranquilla espera convertirse en uno de los más importantes en la operación de carga multipropósito de la región.

Así lo señaló el gerente de la compañía, René Puche, quien explicó que en lo que va corrido del año se han invertido US$ 13 millones, que incluyen la compra de dos grúas multipropósito de última generación que permiten que permiten mover 50 contenedores por hora, el doble de la capacidad que se tenía hasta ahora.

Adicional a esto, en los próximos días se iniciará la construcción de dos muelles -300 metros aguas abajo- en los que se invertirán US$ 6 millones y al final del año se podrá contar con nueve muelles, lo que permitirá aumentar la capacidad para la atención de contenedores, los cuales se han incrementado con la entrada en vigencia de los tratados de libre comercio que están en vigencia.

Puche explicó que entre enero y mayo de este año se han movilizado 2 millones de toneladas de carga, del total de 4,3 millones que esperan mover en el presente año. Por el puerto se movilizan 800 mil toneladas de carbón Coke, que no necesita de bandas transportadoras encapsuladas para llevarlo al buque; 1,2 millones de toneladas a gráneles sólidos y un millón de toneladas en contenedores.

Actualmente el puerto atiende 16 navieras, pero adelantan conversaciones compañías asiáticas interesadas en llegar al país. Además, buscan recuperar el mercado de transporte de vehículos, el cual dejó de llegar a Barranquilla en el 2006.

Según Puche, una de las ventajas del Puerto de Barranquilla es que tiene 91 hectáreas, lo que le permite ampliarse sin inconvenientes y crecer sus bodegas de almacenamiento que hoy tienen capacidad para albergar 250 mil teus, 150 mil toneladas a gráneles y 100 mil de carga general y 120 mil toneladas de carbón coke.

El directivo recalcó que con las inversiones anunciadas para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, por US$ 600 millones, el puerto de Barranquilla podrá crecer más ya que gran parte de la carga podrá llegar y salir por el río.

Puche recalcó que los tratados de libre comercio suscritos por Colombia son herramientas fundamentales para el desarrollo de los puertos; sin embargo señaló que tratados como el de Estados Unidos entraron en vigencia en un mal momento, ya que la situación económica algunos países no es la mejor, pero considera que esto se va a superar y el comercio va ser mejor.

El directivo recalcó que una gran desventaja para el movimiento de comercio entre los puertos y el interior del país es la precariedad de la infraestructura, pero ve con optimismo los anuncios del gobierno en materia de obras de transporte como carreteras, puertos, aeropuertos, corredores férreos y transporte fluvial.

El puerto de Barranquilla, la Zona Franca de la ciudad y la alcaldía participan en el desarrollo de un estudio de movilidad para determinar, de acuerdo con el flujo de carga, el sentido que deben tener las vías. A esto se suma el proyecto del corredor portuario que estará listo a finales de este año.

 

Temas relacionados