Putin, a favor de una amnistía para los crímenes económicos en Rusia

El presidente ruso pidió al parlamento que vote por el proyecto de amnistía lo antes posible.

El presidente ruso Vladimir Putin / AFP
El presidente ruso Vladimir Putin / AFP

El presidente ruso Vladimir Putin dijo este viernes que era favorable a una amnistía de las personas encarceladas por crímenes económicos, bajo ciertas condiciones, y pidió al Parlamento que vote en ese sentido antes del verano.

"El proyecto de amnistía fue elaborado por la comunidad de negocios y los diputados de la Duma (Cámara Baja). Estoy dispuesto a aprobarlo y pido a la Duma que lo examine y lo adopte", declaró en un foro económico de San Petersburgo "Cuento sobre el hecho que se haga pronto, antes de las vacaciones de verano", agregó. Putin subrayó que la amnistía no debería beneficiar a los falsificadores o los que su condena está relacionada a hechos de violencia.

Subrayó también que la amnistía sólo puede concernir a las personas condenadas por primera vez, lo que debería excluir al ex magnate del petróleo Mijail Jodorkovski, crítico del Kremlin y encarcelado desde 2003.

Mijail Jodorkovski fue condenado en 2005 por estafa y fraude fiscal a ocho años de internación, y luego por robo en diciembre de 2010 en un segundo juicio, su pena total es de 14 años. En virtud de un cambio de legislación su pena fue luego reducida de dos años, fijando su fecha de liberación para octubre de 2014.

El abogado de Mijail Jodorkovski denunció un "amago" de amnistía. "Se necesita una amnistía que corresponda a la importancia del problema", declaró Vadim Kliuvgant, citado por Interfax.

La propuesta de amnistía fue formulada recientemente por el delegado ruso de defensa de los empresarios, Boris Titov, una iniciativa destinada a mejorar el clima de negocios en Rusia.

Pero a fines de mayo, Putin retocó un proyecto que se le presentó, estimando que no estaba a punto y que no debía concernir al conjunto de los 240.000 condenados de crímenes económicos.

Pero numerosos observadores y representantes de los sectores de negocios hacen valer que muchas de las personas encarceladas fueron condenadas por hechos que ya no son punibles con penas de prisión, por los cambios de la legislación.

Las asociaciones señalan asimismo la gran cantidad de condenas en las que la justicia es sospechosa de haber sido manipulada para saldar cuentas