Pymes: los clientes más valiosos

Potencializar el desarrollo de los pequeños negocios es la prioridad de los bancos, que les ofrecen créditos a su medida.

Aunque parezcan insignificantes, todas esas tiendas, almacenes, panaderías, restaurantes, ferreterías y demás pequeños negocios que se ven por las calles y avenidas de las ciudades, son considerados el motor de la economía nacional, pues constituyen el 90% de las empresas existentes en el país, representando el 40% del PIB y generando el 70% de los empleos. Estos son los motivos por los que los bancos han centrado su atención en ellas y han implementado diferentes tipos de créditos y servicios para fortalecerlas e impulsar su desarrollo.

Y es que muchas de estas pequeñas y medianas compañías, especialmente aquellas que están empezando, todavía trabajan sobre parámetros informales y algunas no se han bancarizado, lo que les impide acceder a créditos que les ayuden a crecer. Esta situación es la que ha llevado a las instituciones financieras a crear productos para estimularlas a que se formalicen y tengan acceso al sistema financiero.

El BBVA, por ejemplo, ofrece líneas que cubren necesidades de capital de trabajo y proyectos de inversión a mediano y largo plazo. También maneja un programa especial llamado Agrocrédito para clientes del sector agroindustrial, con el que pueden financiar capital de trabajo e inversión para todos los rubros comprendidos en el manual de servicios Finagro.

Los clientes del Banco Santander cuentan con líneas automáticas de crédito, producto que permite mediante una llamada telefónica o un clic en la página web, que las empresas consigan un financiamiento. Otra facilidad que provee el banco español es el Cash, diseñado para el manejo del efectivo de los clientes con todo el detalle que se requiere. Asimismo, para los interesados en llevar su producción al exterior, la institución financiera les provee la asesoría de un equipo de profesionales expertos en asuntos cambiarios y negocios internacionales.

En el Banco de Bogotá existen para los clientes préstamos de cartera ordinaria, de liquidez, tesorería y líneas de Bancoldex. Entre su oferta específica está el crédito rotativo, denominado activo pyme y diseñado con el propósito de estimular el aumento de la producción en el sector y mejorar la calidad de los productos. También está el crédito de cartera ordinaria de libre destinación, donde las empresas pueden contar con recursos para inversión, capital de trabajo, pago de sus proveedores o cualquier otra necesidad. Es muy flexible en plazos, permitiéndole al cliente tener hasta 60 meses de financiación.

Los montos del endeudamiento dependen siempre del destino del crédito. Según María Eugenia Araújo, responsable de segmento de Banca de Empresas e Instituciones del BBVA, en promedio las compañías inician con una suma de $50 millones y luego este valor se va ampliando. Para acceder al crédito las pymes deben someterse a un análisis financiero para detectar su capacidad de pago.

En cuanto al cumplimiento de las cuotas, Araújo asegura que ha mejorado notablemente en los dos últimos años y depende en gran medida del sector y la antigüedad que tenga la empresa. “Siempre es importante que la pyme sea asesorada hacia líneas comerciales, ya que éstas se adaptan a sus flujos, lo cual permite que su pago sea el adecuado”.

Facilidades para adquirir activos

Por medio de un contrato de arrendamiento las pymes pueden adquirir, a través de los bancos, todo tipo de activo fijo productivo que requieran para su operación. La única condición es pactar una opción de compra y tendrán el producto una vez terminado el plazo del contrato de arrendamiento. Las pymes que adquieran activos bajo este mecanismo de financiación, acceden al beneficio tributario de deducir el 100% del canon mensual, por tanto, no se registra en el activo ni en el pasivo valor alguno por la operación de leasing efectuada. Otros beneficios que tiene el leasing para las pymes es que no distrae los recursos de capital de trabajo en la inversión de activos fijos y permite a las empresas realizar planeación financiera a largo plazo.

40% le representan las pymes al PIB. Además generan el 70% del empleo.

Temas relacionados