“Quedan en manos de un experto en aerolíneas de bajo costo”: Juan Emilio Posada

El saliente presidente de VivaColombia habla de la venta del 50 % de las acciones a Irelandia Aviation, que ya era dueña de un 25 %.

Juan Emilio Posada, cofundador de VivaColombia. Archivo

La noticia en el sector de transporte aéreo es la adquisición del 50 % de las acciones de VivaColombia por parte de la compañía Irelandia Aviation, especialista en el desarrollo de aerolíneas de bajo costo.

Según informó la organización en un comunicado, las acciones adquiridas por la multinacional corresponden al 25 % del Grupo Bolívar, y el otro 25 % del Grupo Fast. Es decir, que Irelandia Aviation hoy es el accionista mayoritario con el 75 % de la aerolínea. El 25 % restante, sigue en mano de la mexicana Iamsa, también accionistas de Viva Aerobús, en ese país. (Lea: VivaColombia cambia de dueño)

No obstante, la adquisición de este importante porcentaje de las acciones por parte de la irlandesa podría significar el primer paso para conquistar el mercado de aerolíneas de bajo costo en Latinoamérica, en donde ya se han explorado los territorios de Costa Rica, con VivaLatinoamérica; Viva CAN, en Centroamérica (cuya llegada se pospuso), Perú y hasta Argentina.

El movimiento, por supuesto, generó cambios en la estructura de la junta directiva de la compañía y la salida de Juan Emilio Posada, cofundador y hasta hoy presidente de VivaColombia, quien, en entrevista con El Espectador, habló sobre la venta de la mitad de la compañía. 

¿Por qué la venta de la parte mayoritaria de VivaColombia?

El socio que compró ese 50 % ya era el dueño del 25 %. Es un grupo irlandés que ha estado muy activo en el desarrollo de aerolíneas de bajo costo y en su posicionamiento en el continente y ya habían mostrado mucho interés en la compañía.

¿A qué se debe ese interés de Irelandia Aviation en Latinoamérica?

No hay suficientes aerolíneas de bajo costo en la región. De alguna manera, VivaColombia la sacó del estadio y es una muy buena plataforma para ellos. Tiene toda la lógica del mundo utilizar a VivaColombia como una aerolínea desde donde ejecutará el desarrollo de las demás organizaciones.

¿Cómo se había notado ya la presencia de este accionista en la compañía?

El conocimiento y la tradición de ellos fueron muy importantes en la fase de desarrollo de la aerolínea y creo que lo seguirá siendo. Esa es su especialidad, de modo que a Viva Colombia le va a convenir mucho el que esta compañía haya tomado la mayoría de la empresa. La empresa queda en manos de expertos en aerolíneas de bajo costo.

¿Cuál es el efecto en la estructura de la empresa?

Ahora hay un accionista que controla, antes éramos cuatro. Eso le da mayor agilidad a la empresa. Cuando la controla alguien que se quiere dedicar al negocio en el que está especializado y es accionista mayoritario, puede tomar decisiones con mucha agilidad y puede implementar cualquier estrategia más rápidamente.

¿Y en los pasajeros?

El tener un accionista especialista le da a la empresa una mayor probabilidad de mantenerse disciplinadamente en su ADN de bajo costo. Mientras más crezca la aerolínea en Colombia, los usuarios se van a beneficiar con una mayor conectividad y de una red más amplia de destinos y frecuencias.

¿Qué le deja a Irelandia Aviation tras su salida?

La compañía sigue ejecutando su plan de crecimiento.  Ellos harán sus ajustes de acuerdo a sus estrategias y yo me iré a buscar el próximo emprendimiento. Me da mucha alegría e ilusión de seguir iniciando emprendimientos. (Lea: VivaColombia completa 10 aviones y espera aumentar frecuencias en el país)

¿Cuál es el siguiente proyecto?

Durante los últimos seis años estuve al frente de VivaColombia. Siempre estuve al frente de la empresa o de sus órganos de dirección, así que luego de un poco de descanso, estaré escaneando el siguiente emprendimiento y lo lógico es que aproveche el conocimiento que tengo de la industria, pero habrá que ver las oportunidades que puedan aparecer.

¿Cómo califica el mercado de transporte aéreo de pasajeros?

Ojalá el sector del transporte aéreo no caiga en el exceso de regulación y mucho menos a través de leyes, porque es un sector dinámico y corregir una ley tomaría demasiado tiempo. Es un mercado que está cambiando muy rápidamente en beneficio de los clientes, en la medida en que ya no es elitista, sino más bien democrático. Eso requiere de mucha agilidad en el ambiente regulatorio y la adaptación de las reglas de juego y si al país le da por crear leyes le impone rigidez a un sector que está en un proceso de desarrollo adolescente muy dinámico.