¿Quién cuidará de la iguana?

El nuevo presidente de Ecopetrol, seleccionado por una cazatalentos, deberá recuperar la fortaleza que tuvo en los últimos siete años, pero que se afectó con la caída de los precios del crudo.

Después de tantas habladurías y de tantos candidatos en remojo para suceder a Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy en la presidencia de Ecopetrol, tras los malos resultados de la compañía por la caída de los precios del petróleo, y el apetito de los políticos regionales por este cargo, la Junta Directiva rompió su silencio y en un escueto comunicado de prensa confirmó su salida.

Pero lo que no esperaba nadie es que será una empresa cazatalentos la que se encargara de seleccionar al ejecutivo que tendrá no solo que cuidar de los huevitos de la empresa de la iguana —la más grande del país y una de las 50 más importantes del mundo—, sino de incrementar las reservas a través de contratos offshore y de no convencionales, los ingresos de la compañía —que hoy tiene cerca de 500 mil colombianos como socios— y de recuperar el precio de la acción, que estuvo en sus mejores momentos en los $5.710.

Y es que el panorama para el nuevo timonel de Ecopetrol, que se anunciará en marzo durante la asamblea de la petrolera, no será nada fácil, en un escenario que le ofrece como soporte un barril de crudo a menos de US$60, cuando el presupuesto en ejecución se construyó con base en US$80.

También tendrá que aportar nuevas reservas para espantar el fantasma de la importación de petróleo, si se tiene en cuenta que la autonomía del país hoy es de tan solo 6,6 años.

Y es que la vara que deja Gutiérrez Pemberthy para su sucesor es muy alta, pese al alicaído precio del petróleo, pues luego de llevar hasta el lugar más alto a la empresa eléctrica ISA, aterrizó un 27 de enero a Ecopetrol para democratizarla y repotenciarla, luego de que el gobierno la dividiera en dos, al crear la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Cuándo Gutiérrez llegó a Ecopetrol, la compañía producía un poco más de 300 mil barriles de petróleo diarios y siete años después alcanzó a superar la barrera de los 800 mil, con lo cual el país eliminó el riesgo de tener que volverse importador en tan poco tiempo y ahora el reto es un millón de barriles limpios.

En el inicio de la última junta directiva de Ecopetrol se daba por descontado que el nombre del economista y exministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry saliera de esta reunión en el hotel Marriott ungido como nuevo presidente de petrolera estatal. No sucedió. Ahora el país deberá esperar que la selección no afecte el trabajo que hasta hoy ha hecho Gutiérrez y tampoco la acción.

La tarea no será fácil, señaló un experto petrolero que no quiso ser identificado, al explicar que cuando designaron a Gutiérrez él no sabía nada de petróleo pues venía de da ISA, pero que aprendió y hoy es uno de los pocos que saben a profundidad sobre el tema.

Una de las exigencias de la junta al Gobierno fue que la persona que se seleccionara fuera más técnica que política y por esta razón la decisión de reemplazar a Gutiérrez se había dilatado. Pero esta no es la única que está en veremos, pues el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Javier Betancourt, también espera que le nombren su sucesor. Lo que no se sabe es si a este cargo llegará un directivo más político que técnico.

Logró la democratización de Ecopetrol, que permitió que más de medio millón de colombianos se convirtieran en sus socios. Gutiérrez, en materia de imagen, cambió el tunjo precolombino por la iguana, lo que le dio un nuevo aire a la compañía.

Gutiérrez, quien seguirá en su cargo hasta mediados de marzo del próximo año, logró la fuerte capitalización de la empresa. Hoy el Estado es dueño del 88,49% de la compañía y el 11,5% está en manos de privados.

También llevó a Ecopetrol a la Bolsa de Nueva York en 2008 y a la de Toronto en 2010, lo que permitió la internacionalización para que hoy pueda contar entre sus haberes con participaciones en Brasil, Estados Unidos, Perú y África. Además, se hizo a los activos de BP en Colombia y también a los de Hocol, además constituyó su filial Savia en Perú.

La tasa de éxito exploratorio pasó del 17% en 2007 a 36% en 2013, lo que permitió aumentar las reservas en un 63%. Con estos resultados pudo aumentar los giros al Estado, al pasar de $12,4 billones en 2007 a $33,7 billones en 2013, un incremento de 171%.

Estos buenos resultados estuvieron acompañados de la apertura de nuevos mercados en Asia y de la creación de Cenit, filial de transporte, y la construcción y puesta en marcha de la primera fase del Oleoducto Bicentenario. Además, la ampliación de las refinerías de Cartagena y Barrancabermeja.

El presidente de Campetrol, el exministro de Agricultura Rubén Darío Lizarralde, señaló que el anuncio de la salida de Javier Genaro Gutiérrez no debe afectar el mercado accionario y tampoco opacar la buena labor que el directivo ha realizado. Entonces, bajo ese panorama, ¿quién se le medirá a cuidar la iguana petrolera?

 

 

 

[email protected]

@jairochacong

 

últimas noticias