Radican ponencia de una peluqueada reforma tributaria

El impuesto de renta para personas naturales queda igual como está en el estatuto tributario. La reforma recaudará sólo $9 billones.

 “No aceptamos el impuesto a las bebidas azucaradas”, dijo Hernando J. Padauí, presidente de la Comisión Tercera.  / Bloomberg
“No aceptamos el impuesto a las bebidas azucaradas”, dijo Hernando J. Padauí, presidente de la Comisión Tercera. / Bloomberg

Los ires y venires entre el Ministerio de Hacienda y la Casa de Nariño dieron los resultados fiscales. Muchas fueron las reuniones en el Ministerio de Hacienda con los ponentes de la reforma tributaria tratando de llegar a un consenso en temas de gran interés para los colombianos: incremento del IVA, renta para personas naturales y el impuesto de $300 para las bebidas azucaradas, pulso que al final perdió el Gobierno frente a la presión de los empresarios del sector.

La ponencia radicada en la Comisión Tercera de la Cámara por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el grupo de ponentes del Congreso contempla un incremento del IVA del 16 al 19 %, protegiendo los productos básicos de la canasta familiar.

La renta a personas naturales queda, según la ponencia, igual a como está actualmente en el estatuto tributario, es decir, que los obligados a presentar declaración de renta son los que registren ingresos desde $3,2 millones. “La comisión de ponentes y coordinadores no aceptó ninguna modificación y ningún aumento que pretendía el proyecto de ley que presentó el Gobierno. Va a quedar exactamente igual tanto en tarifa como en base gravable”, señaló Hernando José Padauí, presidente de la Comisión Tercera de la Cámara.

“Lo que se proponía inicialmente con la reforma tributaria era que a las personas que tuvieran un valor base de $1’487.650 (después de los descuentos a que hubiera lugar) se les aplicaría una tarifa marginal de retención del 10 %”, explicó el conservador David Barguil, quien alertó sobre la presencia de este mico en la propuesta tributaria.

En IVA se llegó a un consenso, dijeron los ponentes y el Gobierno. El ministro Cárdenas explicó que un punto de los tres del llamado IVA social iría para salud y educación. El tributo para los dividendos quedó establecido en 10 puntos, pero hay propuestas de llevarlo a 15 puntos.

Padauí indicó que a las zonas francas se les aplicaría una tarifa de impuesto de renta del 20 % (hoy es del 15 %) y se les quitan los parafiscales. Ellas pagaban CREE (impuesto sobre la renta para la equidad) y renta, y en términos reales quedarán con 19 %. “No aceptamos el impuesto a las bebidas azucaradas”, aseguró Padauí.

Otro tema sensible que podría afectar a las clases de menores ingresos es el impuesto a la vivienda. “Gravar las utilidades de los constructores de vivienda de interés social también se rechazó y quedó eliminada, por lo tanto, siguen con la exención”, dijo Antonio Guerra de la Espriella.

El presidente de Asofondos y del Consejo Gremial, Santiago Montenegro, destacó que la propuesta es “una reforma amplia, estructural, que trata muchos temas. Desde hace muchos años no se presentaba una propuesta de este alcance. Al sector empresarial le gustaría que la transición a las nuevas tarifas de las personas jurídicas sea de forma inmediata y que no tenga ese período de dos años”. Es decir, que entre en vigencia la tarifa del 32 % para las jurídicas y del 10 % para los dividendos.

Varias ponencias alternativas fueron presentadas, entre ellas está la del senador del Partido Verde Antonio Navarro, otra del Centro Democrático y la de Cambio Radical, que acompaña la oficial que radicó el gobierno del presidente Santos.

Padauí le solicitó al Gobierno convocar a sesiones extraordinarias al Congreso para que sea aprobado el proyecto de ley de la reforma tributaria. De aceptarse su propuesta, el próximo 23 de diciembre sería aprobada la iniciativa tributaria.