Radiografía de la licitación de Canal Uno

El Espectador recuenta siete de los pleitos que en los últimos meses se han originado a causa del proceso que entregará a un solo concesionario toda la programación de la cadena de operación pública.

La única oferta que se hizo por el Canal Uno fue recibida el pasado 8 de noviembre en las instalaciones de la ANTV. / Mauricio Alvarado
La única oferta que se hizo por el Canal Uno fue recibida el pasado 8 de noviembre en las instalaciones de la ANTV. / Mauricio Alvarado

La licitación de la parrilla televisiva del Canal Uno, para sus contradictores, hoy es una carrera contra el tiempo. Desde hace cerca de tres años esa cadena de televisión de operación pública ha estado repartida en espacios de 25 % entre las programadoras de Jorge Barón, CM&, NTC y la empresa estatal RTVC. Al aire han permanecido programas memorables como El show de las estrellas, los noticieros Noticias Uno y CM&, entre otros.

Sin embargo, la Junta Nacional de Televisión en mayo pasado decidió que ese panorama cambiará y que toda la programación del canal se le entregará a un único concesionario. Eso se determinó con base en los resultados de un estudio hecho por la Universidad Nacional, según el cual una sola parrilla haría más competitiva a la cadena de operación pública.

Pero para diversos actores, como expertos del sector, canales privados y actuales y antiguos programadores, el proceso ha estado lleno de irregularidades. Lo cierto es que hasta el momento ninguna autoridad o decisión judicial ha obligado a detener el trámite que concluiría con la concesión en bloque de los espacios. Según lo anunciado, la adjudicación será el próximo miércoles, en las instalaciones de la ANTV, en Bogotá.

Si cumple todos los requisitos, el consorcio formado por NTC (que produce Noticias Uno), RTI, CM& y HMTV se quedará con el renovado Canal Uno y empezará a transmitir su señal desde las cero horas del 1° de mayo de 2017. Una de las condiciones con las que este único proponente debe cumplir es haber ofertado una cifra igual o superior a la que el estudio de la Nacional calculó para la concesión. Ese valor, contenido en un sobre que quedó bajo custodia de la firma de seguridad española Prosegur, se destapará el miércoles.

En el entramado de reclamos y contraargumentos, El Espectador pudo contar por lo menos siete pleitos que en los últimos meses se han iniciado en relación con la licitación. Hay desde acusaciones de colusión y tutelas hasta una demanda por inconstitucionalidad –que ya fue resuelta a favor de la posición del Gobierno- y denuncias penales. De esas acciones, algunas podrían ser resueltas de ahora al miércoles y confirmar que el proceso es legítimo o, por el contrario, complicarlo.

Por ejemplo, hay varias medidas cautelares pendientes. Programar TV, que hasta 2013 tuvo el 25 % del Canal Uno a través de una unión temporal con RTI, espera que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca se pronuncie sobre las medidas cautelares que solicitó en el marco de un proceso que empezó hace cerca de dos años. La compañía sostiene que no devolvió voluntariamente los espacios que tuvo hasta 2013 en el Canal Uno, sino que le fueron arrebatados.

La ANTV ha explicado que no contempló prorrogarle debido a que los espacios estaban en manos de la unión temporal entre Programar y RTI; al diluirse, por desacuerdos entre ellos, seguir con la concesión no procedía. Pero, con motivo de la apertura de la licitación, Programar presentó una acción popular con medidas cautelares, pues cree que con ese proceso se violan la libre competencia, los derechos de los consumidores, entre otros.

De otro lado, Jorge Barón -que quedó por fuera de la carrera por el Canal Uno, pues no consiguió el cupo de crédito exigido de $45.000 millones- espera el resultado de una apelación sobre una acción de tutela. Según Eduardo Noriega, apoderado de Barón, se vulneraron los derechos de petición –el único que fue tutelado en primera instancia- y los del debido proceso, igualdad e información.

A través de una carta, la ANTV le había informado a la programadora de El show de las estrellas que la Junta Nacional de Televisión negó la prórroga que también ha venido buscando desde 2013. El argumento que ha defendido Barón es que hace tres años, cuando solicitó la prórroga de los espacios, la ANTV respondió que no era posible determinar la viabilidad de esa alternativa, pues no contaba con estudios técnicos.

“Hoy, según lo ha anunciado públicamente, la ANTV cuenta con los elementos necesarios para abrir licitación que están contenidos en un nuevo estudio técnico y económico de la Universidad Nacional de Colombia”, dijo Jorge Barón en su carta, en septiembre pasado.

Esta semana el Consejo de Estado tomó una decisión que algunos interpretan como una victoria para los contradictores de la licitación del Canal Uno. El alto tribunal puso a tambalear un auto que permitió a la ANTV iniciar el proceso de adjudicación de un tercer canal privado, un proceso diferente al del Canal Uno. Pero, para Noriega, están conectados en la medida que la ANTV fundamentó el inicio de la carrera por el Canal Uno en que había cumplido con unas tareas que el Consejo de Estado le puso en 2014 en relación con el tercer canal, que por ahora queda suspendido.

Eso último ha sido puesto en duda por Noriega y los canales privados, y ahora el Consejo de Estado entrará a revisarlo de nuevo. “La ANTV no expidió el reglamento de prórroga de las concesiones de canales nacionales de operación privada”, que le ordenó el alto tribunal en 2014, señalan los representantes legales de RCN y Caracol en una carta enviada a la ANTV esta semana. En el documento, los privados señalan varias cosas más.

Por ejemplo, que es ilícito que la evaluación de la propuesta del consorcio CM&-NTC-RTI-HMTV haya sido realizada por la Universidad Nacional. “Esta tarea de evaluación no puede ser delegada”, afirman. Allí mismo alegan que ha habido una indebida custodia del precio base, pues como la misma ANTV ha reconocido, el documento final hecho por la Universidad Nacional fue entregado en mayo, pero el sobre con el precio fue depositado en una urna de seguridad apenas este mes.

Finalmente, entre otros reparos, está el hecho de que HMTV, una sociedad creada en Colombia en septiembre pasado, cuya casa matriz es la multinacional Hemisphere, se presentó con el consorcio sin que su inscripción en el registro de potenciales proponentes (RUO) estuviera en firme, pues un recurso de reposición en contra de esa inscripción fue resuelto apenas el 21 de noviembre.

El Espectador intentó consultar a la ANTV sobre el reciente desarrollo de la licitación, pero no fue posible. Lo mismo ocurrió al intentar contactar al representante del consorcio, Eduardo Flórez, vicepresidente de RTI. En diálogo con este diario, la procuradora delegada para la Vigilancia Preventiva, Fanny González, aseguró que se ha dado traslado a todas las quejas sobre el proceso que han llegado, que la Procuraduría ha hecho observaciones que han sido atendidas por la Autoridad y que estará presente en el acto de adjudicación del miércoles.

Las determinaciones de las entidades competentes hasta ahora han sido favorables para que la licitación continúe. La ANTV sostuvo esta semana que el hecho de suspender el proceso del tercer canal no tiene nada que ver con el del Canal Uno. Así las cosas, la decisión judicial más contundente que en los últimos días se ha tomado con respecto a la televisión colombiana parece no haber minado la confianza del Gobierno en que podrá adjudicar la cadena de operación pública para que ésta sea más competitiva y maximice su rating.

Algunos datos

» Actualmente CM&, NTC (que produce Noticias Uno), Jorge Barón y RTVC (del Estado) tienen, cada uno, el 25 % del Canal Uno.

» El Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 permitió que la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) decidiera que un solo concesionario se puede quedar con toda la parrilla de programación del Canal Uno.

» Los espacios televisivos del Canal Uno, según lo anunciado, serán adjudicados el próximo miércoles, si el único proponente cumple los requisitos.

» Hasta 2013, quienes tenían el Canal Uno eran Jorge Barón, CM&, NTC junto con Colombiana de Televisión y RTI junto con Programar TV.

» El nuevo Canal Uno empezará a emitir su señal a partir de mayo de 2017.

» Por falta de estudios de mercado, el Gobierno decidió no prorrogar las adjudicaciones en 2013, sino ampliar las que existían por 40 meses.

Actores interesados

» RTI, NTC, CM& y HMTV (empresa creada en Colombia en septiembre de 2016) formaron un consorcio y son los únicos proponentes para quedarse con los espacios televisivos del Canal Uno.

» Programar TV lleva argumentando desde 2013 que sus espacios en el canal le fueron arrebatados. El Gobierno dice que no se le concedió prórroga ni ampliación de los espacios televisivos porque la unión temporal que existía con RTI se diluyó.

» Jorge Barón se quedó por fuera de la actual licitación porque no pudo conseguir el cupo de crédito que exigían los pliegos.

Acciones en contra de la licitación del Canal Uno

2014

» Programar TV demandó ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca el hecho de que la ANTV le negó injustamente la prórroga de la concesión en Canal Uno. El tribunal dijo que no era competente.

2015

» Eduardo Noriega, actual abogado de Jorge Barón, demandó por inconstitucionalidad las partes del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que permitieron a la ANTV determinar que el Canal Uno se le puede entregar a un solo concesionario.

2016

» La Corte  declaró constitucional el PND en lo relacionado con  Canal Uno.

» El Consejo de Estado tomó una decisión que obliga a detener el proceso de licitación del tercer canal, algo que para algunos expertos del sector tiene implicaciones en el proceso del Canal Uno.

» El Consejo de Estado le dijo al Tribunal Administrativo de Cundinamarca que sí es competente para decidir sobre la demanda de Programar TV contra la ANTV por la prórroga que no se dio en 2013 y que debe resolver las medidas cautelares que Programar solicitó al respecto.

» Programar TV interpuso una acción popular después de que la ANTV anunciara la licitación de Canal Uno. Cree que se violan la libre competencia, el acceso a servicios públicos, entre otros.

» Programar TV solicitó medidas cautelares de la SIC para que se detenga la licitación. La entidad se las negó. Sin embargo, la SIC podría iniciar investigación por colusión.

» Programar TV interpuso una denuncia penal en contra del ministro TIC, David Luna, pues considera que el funcionario le mintió a la Corte al ser consultado por la demanda a los artículos del PND que permitieron dar la programación del Canal Uno a un solo concesionario.

» Caracol TV denunció penalmente los estudios que la U. Nacional hizo para estructurar la licitación del Canal Uno. Según la compañía, es falso que RCN y Caracol se hayan aliado para repartirse pauta publicitaria, algo que los estudios de la Nacional afirman.

»Jorge Barón interpuso acción de tutela por su caso.

Lo que podría pasar…

» Esta semana, antes de la adjudicación de los espacios del Canal Uno, podrían resolverse las solicitudes de medidas cautelares, y, quizá, detenerse el proceso.

» Si las decisiones son favorables para la ANTV, como lo han sido hasta ahora, el Canal Uno podría ser adjudicado a las programadoras que hoy producen, entre otros, los noticieros de CM& y Noticias Uno.

» Eduardo Noriega aseguró que si el Canal Uno es adjudicado, acusará de desacato a la ANTV, porque hay tareas que el Consejo de Estado le había ordenado cumplir y no lo ha hecho.

 

 

* El Espectador forma parte del mismo grupo de medios al que pertenece Caracol Televisión.