Las razones por las que Ecopetrol venderá Propilco

La estatal petrolera ya salió de ISA y de EEB, ahora busca cerca de $1,5 billones con la transacción de la compañía de polipropileno.

 En 2015, Propilco registró utilidades por $119.000 millones.  / El Heraldo
En 2015, Propilco registró utilidades por $119.000 millones. / El Heraldo

La iguana, la mascota de Ecopetrol, vive en la tierra, pero cuando tiene que caminar por el agua lo hace con destreza. Igual lo hará la petrolera colombiana que intensificará su accionar por tierra y acelerará la búsqueda submarina de crudo, buscando sobrevivir en un escenario con bajos precios internacionales del petróleo. Para ello se está desprendiendo de activos que no considera estratégicos y se concentrará en la exploración y producción petrolera offshore (yacimientos submarinos) y onshore (en tierra). El aval que dio el consejo de ministros para que la estatal continúe con el proceso de venta de las acciones que tiene en Polipropileno del Caribe (Propilco) va en esa dirección.

“La participación accionaria directa e indirecta de Ecopetrol S. A. en Propilco S. A. asciende a 414’649.961 de acciones ordinarias (equivalentes al 100 % de las acciones suscritas y pagadas).

Los recursos de la enajenación serán utilizados para financiar el plan de inversiones de la compañía”, explica Ecopetrol en un comunicado de prensa. Cerca de $1,5 billones podría conseguir la empresa petrolera en la transacción, estiman analistas. La venta de las acciones debe hacerse en el marco de la Ley 226 de 1995, que, en primer lugar, tiene que abrir las puertas del negocio al sector solidario, fondos de pensiones, sindicatos y luego a los inversionistas institucionales. Debe seguir los pasos de otras enajenaciones como la de Isagén, la más reciente.

Ya se ha desprendido de la participación accionaria en ISA, luego Empresa de Energía de Bogotá (EEB), sigue Propilco y queda el lío de Invercolsa.

Ecopetrol ya ha obtenido recursos por $1,33 billones, producto de las subastas realizadas entre 2015 y 2016 de las acciones de la EEB; la primera representó $614.000 millones y la segunda, $347.000 millones. Con la transacción de las acciones de ISA, la petrolera registró ingresos por $377.000 millones.

El presidente de la estatal petrolera, Juan Carlos Echeverry, ha señalado que la empresa tiene que ser anfibia. Su fuerte ha sido la búsqueda de crudo en el subsuelo colombiano y se está enfocando en la submarina. Entre el año 2017 y 2020 Ecopetrol tiene proyectado invertir, en promedio, el 90 % de su presupuesto en exploración y producción. “Eso significa que este es el año en donde se están cerrando las grandes inversiones en refinación y transporte”, dijo un vocero de Ecopetrol que prefirió el anonimato.

Ese es un mensaje que el mercado financiero ha recibido bien y lo ha traducido como “ya no más tubos ni más refinerías”. Esto significa que el proyecto de modernización de la refinería de Barrancabermeja entra en el congelador, lo que no tiene contentos a los habitantes del puerto. La gran apuesta de Ecopetrol es aumentar las reservas que actualmente se encuentran en 1.849 millones de barriles equivalentes, lo que da una vida media de reservas para 7,4 años. Los totales del país son para menos de 6 años. En el corto plazo la estrategia es incrementar las reservas con los actuales campos en explotación y, en el futuro, todo será offshore.

En el subsuelo sigue la búsqueda en zonas de alto potencial como en los Llanos Orientales y regiones del Magdalena Medio. Simultáneamente desarrollará los descubrimientos en el Caribe colombiano: Orca y Cronos. María Inés Hurtado, gerente de asuntos corporativos de Propilco, dijo que “lo que viene es una etapa de retos en el proceso de venta que se inicia, para mostrarles a los potenciales inversionistas el valor que esta compañía tiene para el país”. En 2015, Propilco registró utilidades por $119.000 millones.