RCN y Caracol, respaldados por la CAN

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina se refirió a la pelea que hay entre los canales privados y los cableoperadores por la transmisión de la señal HD. “Organismos de radiodifusión gozan de un derecho exclusivo sobre sus propias emisiones”, concluyó.

La retransmisión no autorizada puede implicar una infracción, dice la CAN.  / iStock
La retransmisión no autorizada puede implicar una infracción, dice la CAN. / iStock

En un documento de 12 páginas elaborado por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina y redactado en la ciudad de Quito (Ecuador), con la magistrada Cecilia Luisa Ayllón Quinteros como ponente, se sentó un precedente en la disputa que tienen los canales privados de televisión en Colombia: RCN y Caracol Televisión contra los cableoperadores que prestan su servicio en el país (Telmex —Claro—, Telefónica, Directv y ETB), por la transmisión de la señal en alta definición de los primeros en la parrilla de los segundos.

Allí, el ente internacional de justicia dejó claro que los “organismos de radiodifusión gozan de un derecho exclusivo sobre sus propias emisiones, contando, en principio, con la facultad de autorizar o prohibir la retransmisión de sus emisiones o difusiones por cable”. Eso, en otras palabras, quiere decir que se confirma la decisión que sobre esta puja ya había tomado la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que les ordenaba a los cableoperadores abstenerse de retransmitir a través de sus servicios por suscripción la señal de alta definición de RCN y Caracol.

Y, acto seguido, el Tribunal detalla en su documento: “Es importante precisar que la retransmisión no autorizada de señales supone asimismo la redistribución de emisiones sin el consentimiento expreso o el conocimiento del titular de los derechos”. Entonces suma a su lista de argumentos uno clave: “Una retransmisión no autorizada puede implicar no solamente una infracción a derechos conexos de titularidad de organismos de radiodifusión, sino también a derechos de autor —compositor o productor— o artista”.

La decisión toma fuerza toda vez que en Colombia la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) había ordenado a los canales de televisión restablecer la señal, de ahí que la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá, que ahora tiene el caso, tomara la decisión de elevar la consulta a la CAN en la materia y que ésta interpretara si RCN y Caracol tenían la decisión final de autorizar la retransmisión de sus señales de alta definición.

Jorge Martínez, secretario general de Caracol Televisión, espera que las autoridades “sean consecuentes con los tratados firmados”, refiriéndose a la decisión de la CAN. Y señala: “La ANTV debería revocar su decisión y decir que estuvo mal tomada, que es un negocio entre particulares, y dejar que decidan cuánto y cómo se debe pagar (por la señal)”.

Pero cada uno tiene su interpretación y la otra parte de la pelea lo ve así: “El tribunal ha ratificado la posición del Gobierno Nacional y la de los operadores de televisión por suscripción al reiterar que las normas nacionales colombianas están ajustadas al ordenamiento andino, con lo cual se reafirma la obligación de los operadores de retransmitir la señal de los canales Caracol y RCN”.

Posición que dieron a conocer en un comunicado de prensa donde se incluye a los operadores agremiados en Andesco y a Directv, y en el cual también aseguraron que “la señal principal de los mencionados canales continuará siendo incluida en cada una de nuestras parrillas, en la medida en que los canales la entreguen”.

Una puja de peso, con dos lecturas bien alejadas de parte y parte y una contundente conclusión del lado de la CAN: “La obligación que tienen los prestadores u operadores del servicio de televisión por suscripción de garantizar el acceso a los colombianos a la televisión abierta, no puede cumplirse mediante la autoatribución de los derechos de retransmisión de dicha señal, por cuanto estos derechos de retransmisión pertenecen a los organismos de radiodifusión Caracol y RCN de conformidad con las normas nacionales, comunitarias e internacionales previamente señaladas”.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina dejó claro que el ordenamiento jurídico comunitario andino prevalece sobre el derecho interno de los países miembros, por lo que no requiere de norma interna alguna para entrar en vigencia en el territorio de los países miembros de la comunidad y pasa a formar parte del ordenamiento jurídico que en ellos se aplica.

* El Espectador hace parte del mismo grupo de medios de Caracol Televisión.