Reaseguradores encontraron errores de construcción en Hidroituango

Noticias destacadas de Economía

El gerente de EPM y el alcalde de Medellín aseguraron que conocieron el informe que se entregó hace más de un año el pasado 17 de agosto.

Esta mañana se filtró a los medios de comunicación un informe técnico que contrataron los reaseguradores de la hidroeléctrica Ituango hace más de un año en el que se concluye que hubo errores de construcción. Pero no solo es nuevo para la opinión pública, la administración actual (tanto la Alcaldía de Medellín como la Gerencia de EPM), dijo que lo conoció el pasado 17 de agosto.

Lea también: Exmiembros de la junta directiva de EPM compartieron un balance de su gestión

El gerente de EPM, Álvaro Rendón, dijo en rueda de prensa que el estudio “habría sido un insumo muy importante para la investigación jurídica que se hizo si lo hubiéramos conocido a tiempo, y que consiguió llevar a la organización a plantear una conciliación con todas las partes involucradas el pasado 10 de agosto”.

Rendón declaró que los reaseguradores hicieron una visita al proyecto en 2019, pero nunca radicaron oficialmente las conclusiones. “Conocimos el documento después de solicitar la conciliación por parte de unos funcionarios que lo tenían guardado bajo llave”, contó. Y manifestó que en el empalme de la administración pasada con la actual tampoco se mencionó su existencia.

Finalmente, dijo que la Junta Directiva de este gobierno hizo lo correcto, “perfilamos una salida distinta a la que defendió la Junta anterior, pero siempre en el marco de la conciliación e integramos a todas las partes del proyecto”. Sin embargo, cree que las revelaciones del estudio desvirtúan la teoría de que la emergencia fue un hecho de fuerza mayor y dejan en claro que sí hubo errores, “lo que nos pone en un escenario muy distinto para la discusión”.

Según el informe de la reaseguradora, entregado el 2 de agosto de 2019 y que buscaba encontrar las causas del colapso de la galería auxiliar de desviación de Hidroituango, el apoyo de esta estructura se aligeró en comparación con los túneles 1 y 2 (derecho e izquierdo), “de modo que era vulnerable a (tener) una forma muy irregular, erosión y cambios en la presión del agua”. En las 98 páginas se revelan detalles de la investigación que permitió llegar a la conclusión de que el túnel auxiliar de desviación no se construyó de acuerdo con el diseño o las especificaciones técnicas y no se midió bien la profundidad de penetración del concreto lanzado.

“El túnel mostraba claros signos de deterioro durante la construcción debido a que el contratista hacía uso frecuente de soportes adicionales para avanzar el frente (spiles), rotura persistente, desprendimientos de roca y soporte de la corona y paredes laterales, fisuras y grietas en el hormigón proyectado. Estos signos de avería del túnel no fueron abordados por el proyecto como lo requiere el método observacional”.

Por su parte, Daniel Quintero, alcalde de Medellín, aseguró en Twitter que el informe fue conocido por la administración anterior, en cabeza de Federico Gutiérrez, sin embargo, “el documento fue ocultado por interesados en no demandar a contratistas”, dijo.

Esta mañana en entrevista con Caracol Radio, Gutiérrez aseguró que dichas declaraciones son “imprecisas” y negó haber conocido previamente el informe “que revela detalles graves”. También destacó que el documento no tiene firmas de radicado, aunque reconoció que “hace parte de uno de los estudios que tanto se hicieron para tomar la decisión de si se pagaba o no el seguro” en el marco de la reclamación que EPM le hizo a Mapfre.

Este análisis sería el equivalente de la aseguradora al que EPM en su momento contrató con Skava y que concluyó que hubo deficiencias de diseño que el constructor no advirtió y que provocaron un fenómeno de erosión en el piso del túnel auxiliar de desviación que no fue tratada, lo que motivó una demanda de la empresa de servicios públicos contra el diseñador de la hidroeléctrica.

El exfuncionario llamó la atención en que Mapfre resolviera pagar el seguro, del cual ya se giraron US$150 millones, aún conociendo el informe, “por qué iban a pagar el seguro si todo eso ocurrió de esa forma”, cuestionó en relación con los señalamientos hechos por los reaseguradores.

Finalmente, Gutiérrez dijo que quien ocultó el informe debe responder por estos hechos. También advirtió que los diseños de la obra vienen de tiempo atrás y que no son producto de sus decisiones.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Energía