Rebaja en precio de los combustibles se sigue embolatando

El ministro de Minas y Energía se abstuvo de revelar el monto de rebaja en la cotización del galón de gasolina.

Un flojo debate sobre la nueva fórmula que debe establecer una rebaja en el precio de los combustibles se realizó en la Comisión Quinta del Senado. El ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, no despejó las dudas sobre el monto de la rebaja y solo anticipó que los combustibles no se abaratarán, sino que solo habrá una rebaja.

El titular de la cartera minero energética se guardó el anunció que esperaba la comisión sobre el nivel de rebaja del costo de la gasolina para los consumidores. “No tenemos en la manga ese monto de cuánto vamos a proponer”, dijo.

La fijación del precio (de los combustibles) debe tener la mínima discrecionalidad por parte del Gobierno”, y por eso propuso la creación de un cuerpo consultivo y un panel de expertos que “le den elementos al ministerio de Minas y Energía para la fijación del precio”, explicó el funcionario.

El senador del opositor Polo Democrático, Jorge Robledo estimó que tras los fallidos anuncios, el Gobierno podría “salir con un chorro de babas” en materia de propner una rebaja. Incluso el representante del partido Liberal, Luis Fernando Velasco, consideró que el proyecto no va a ser aprobado en esta legislatura y algunos legisladores estimaron que se podría acudir a extras en el Congreso.

El Gobierno advirtió que la propuesta de atar el precio de ingresos al productor a los costos de producción del refinador puede ir en detrimento del mismo consumidor o puede llevar a un desabastecimiento interno de los combustibles.

La viceministra de Hacienda, Carolina Soto, dijo que el Gobierno se mantiene en la política de no subsidiar a los combustibles.

La funcionaria explicó que en la fórmula que determinará el nuevo precio de los combustibles para los siguientes años hay que garantizar el ingreso a Ecopetrol, que sea competitivo en el mercado internacional. “Si se fija un precio muy bajo los internacionales ya no van a vender acá, entonces puede haber desabastecimiento”, dijo Carolina Soto.

Tampoco se puede obligar a la estatal petrolera a suministrar el combustible con ingresos menores a los que le genera su misma actividad de refinador generando menores ingresos a Ecopetrol, que se traduce en caída de los dividendos para los accionistas y el Estado.

La viceministra de Hacienda indicó que el proyecto de ley plantea modificar el ingreso al productor. De los ocho mil pesos que vale el galón de gasolina, cinco mil corresponden al ingreso al producto, y los tres mil restantes son márgenes de comercialización, impuestos sobretasas, que son los que toca revisar.

Por su parte, el presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, indicó que en el negocio de refinación, la petrolera registra pérdidas y unos bajos márgenes.

Gutiérrez destacó que el crudo de Ecopetrol que se utiliza en las refinerías (Cartagena y Barrancabermeja) se está pagando a 29 dólares muy por debajo de lo que son los precios internacionales, “pero para tener la carga completa de las refinerías necesitamos comprar, en promedio, a otros productores unos 110.000 barriles que tenemos que pagarlos a precios internacionales, que se acerca a los 97 dólares”.

El presidente de la estatal petrolera consideró que bajar el margen de rentabilidad en cerca de 1.000 pesos, le significaría menores ingresos para la petrolera por unos 1.750 millones de dólares, lo que representa el 50% de las inversiones que se realizan para producción y limitaría las capacidades de crecimiento y de producción de la compañía.

El presidente alertó que Ecopetrol sigue registrando pérdidas de 300.000 millones de pesos en refinación. “Cuando entra un barril de crudo a las refinerías nuestras, el 75% sale con productos medios y livianos que se negocian por encima del (precio del) crudo, pero el 25% son (crudos) pesados”, explicó el presidente de Ecopetrol.

Cargas de refinación

El presidente de Ecopetrol explicó que en un día se carga la refinería de Barrancabermeja con 220.000 barriles y Cartagena con 80.000.

Indicó que las refinerías están diseñadas para cargas livianas y por ello se han venido adaptando a la nueva situación en vista de que el crudo liviano ya casi está desapareciendo del mercado local.

Gutiérrez dijo que el 87% de la gasolina sale de las refinerías de Ecopetrol y el porcentaje restante (13%) se importa. La gasolina que producen las plantas de la compañía colombiana es a 4.547 pesos por galón y la importada se paga a 5.315 pesos.

En el caso del Diésel el panorama no es muy diferente. En Barrancabermeja se produce 60.000 barriles, pero se importa el 43%. El producido internamente sale a 4.589 pesos por galón y el comprado externamente a 5.632 pesos.
 

 

 

últimas noticias