“Rechazamos el chantaje”: Asocaña sobre el paro camionero

El gremio advierte que la presión por cambiar la política del sector es “inadmisible”. Transportadores dicen que el Gobierno no ofrece soluciones de fondo.

La sobreoferta de camiones tiene contra las cuerdas al gremio porque lo hace insostenible.  Archivo
La sobreoferta de camiones tiene contra las cuerdas al gremio porque lo hace insostenible. Archivo

El paro camionero que vive Colombia está pasando de castaño a oscuro: ni los transportadores quieren ceder ni los representantes del Gobierno han logrado, en los más de 20 días de conversaciones, avances significativos. Las diferencias, por ejemplo en temas de aumento en fletes o soluciones a la sobreoferta vehicular, son abismales. Y lo más grave es que los alimentos ya comenzaron a escasear, los que están llegando a las centrales de abasto lo hacen a precios más altos y los consumidores, que vienen de una año con inflación en aumento, están sintiendo que su dinero ya no da ni para una canasta de huevos completa. (Lea: Empresarios alertan sobre efectos del paro camionero)

Y sobre ese panorama, a donde ya salieron a opinar representantes gremiales, transportadores, ministros, policías, se suma otro: Asocaña. Luis Fernando Londoño, su presidente, lanzó duras declaraciones contra los manifestantes: “Respetamos la protesta, pero rechazamos el chantaje. La presión para modificar estructuralmente la política pública del sector transporte, sin la participación de todos los actores es inadmisible en un modelo económico como el nuestro dónde la competencia en el transporte también es necesaria, como lo ha sido en los servicios entre los puertos del país. No hacerlo encarece la operación y cierra las oportunidades a la competitividad de las empresas industriales, agroindustriales y agrícolas del país”, advirtió.

El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, ya había hecho un llamado a los camioneros en la mañana de este martes: “Pongámonos de acuerdo, revisen esto más a fondo, estas propuestas deben ser estudiadas con mucho juicio y responsabilidad como lo hicimos nosotros”.

Explicó que “no nos pusimos de acuerdo pero lo que sí está claro es que con nuestra propuesta sí solucionamos la problemática del camionero, del conductor, del transporte pero sin darle un golpe a la competitividad de Colombia”.

Capurro fue claro en que “es un paro dirigido a presionar al Gobierno para que intervenga un solo eslabón de la cadena logística, con las previsibles consecuencias negativas en la economía y sobre todo para los sectores de la producción nacional”.

Los camioneros, a su turno, respondieron con un comunicado de prensa: “Desde el año 2011 los transportadores de carga venimos siendo afectados sistemáticamente por las políticas de Estado que han desencadenado hasta la fecha cinco inmovilizaciones camioneras, las cuales no han sido atendidas de manera responsable con soluciones de fondo por el Gobierno, que a la fecha nos tiene al borde de la desaparición total”.

Y dejaron firmado por sus cinco representantes gremiales que mantienen la “inmovilización pacífica, sin bloqueos ni vandalismo, pero sí contundente, pues está en riesgo el futuro del camionerismo colombiano”.

641535

2016-07-05T11:12:57-05:00

article

2016-07-05T12:20:25-05:00

none

Redacción Negocios y Economía

Economía

“Rechazamos el chantaje”: Asocaña sobre el paro camionero

63

3069

3132