Recorte de tasas no es inevitable: Juan José Echavarría

La división que existe entre los miembros de la junta del Banco de la República sobre si deben mantener o bajar las tasas probablemente continúe en la reunión de enero.

Archivo El Espectador

El nuevo gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría dijo que es demasiado pronto para que los responsables de las políticas declaren la victoria sobre la inflación y que no necesariamente recortarán nuevamente las tasas este mes si no están seguros de poder alcanzar su objetivo.

“Mientras más incertidumbre halla, la reducción de las tasas debe ser menor, porque tenemos que lograr que la inflación oscile entre el 2 y 4 por ciento, eso es muy importante”, dijo Juan José Echavarría este domingo en una entrevista en Basilea. “Tenemos que garantizar que estemos dentro de ese rango de inflación a finales de año”.

Echavarría, un antiguo estudiante de la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen cuando impartía clases en Harvard en la década de 1970, asume el control del emisor en tanto intenta equilibrar los riegos de que la inflación se mantenga por encima de su meta por un periodo prolongado contra la amenaza de una desaceleración demasiado pronunciada. El mes pasado, el banco recortó los costos de endeudamiento por primera vez en casi cuatro años, en tanto la economía crece a su ritmo más débil desde la crisis financiera global, con un sector minero y energético que se contrae cada vez más.

La división que existe entre los miembros de la dirección sobre si deben mantener o recortar las tasas probablemente continúe en la reunión de política de enero, dijo Echavarría. Si la dirección considera que la inflación no está cerca del objetivo, “tendremos que mantener las tasas, agregó.

“En la última reunión, hubo cuatro votos a favor de reducir las tasas y tres votos a favor de mantenerlas, y creo que la próxima discusión será muy similar”, dijo. “No está muy claro qué es lo que se debe hacer”.

La inflación anual bajó a 5,75% en diciembre, superando los pronósticos de 22 analistas en una encuesta realizada por Bloomberg, cuya previsión media fue de 5,6%. Echavarría dijo que la inflación en los precios de los alimentos no fue tan favorable como se esperaba, pero que el resultado general había estado dentro del rango de resultados previstos por el banco. Los aumentos de los precios al consumidor llegaron a 8,97% en julio, alcanzando una máxima de 16 años, debido a que la sequía afectó los suministros de alimentos y un peso más débil elevó los precios de importación.

Echavarría aseguró que el objetivo del banco de llevar la inflación de regreso a su rango objetivo “lo mantiene despierto por las noches, porque las cifras de la inflación son altas. México, Perú y Chile tienen un registro inflacionario mucho mejor que el que nosotros tenemos en estos días”.

 

Temas relacionados