Recuperación del dólar, ¿un espejismo?

Los analistas señalan que el comportamiento del dólar es una sobrerreacción que atiende a los mensajes que ha venido dando la Reserva Federal de Estados Unidos.

Mauricio Cardenas. /Archivo
Mauricio Cardenas. /Archivo

El Gobierno, particularmente el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, aún sigue celebrando los niveles que por estos días ha registrado la tasa de cambio. El martes pasado, la divisa volvió a tocar los $1.900 –no lo hacía hace más de un año- y este jueves terminó negociándose en $1.891,63 (durante la jornada, la moneda estadounidense cayó cerca de $3 y llegó a un máximo de $1.896,40).

Sin embargo, los analistas señalan que el comportamiento de la divisa realmente atiende a una sobrerreacción derivada de las señales dadas por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en materia de estímulo monetario. Francisco Cháves, analista de moneda extranjera de la firma Corredores Asociados, explicó que el movimiento del dólar debe analizarse desde dos ángulos: "El primero, es el interés del Gobierno por contrarrestar una revaluación muy fuerte. La respuesta de la tasa de cambio, no obedece a las medidas para frenar la apreciación sino al contexto internacional".

Cháves dijo que la segunda arista para estudiar el comportamiento es que las diferentes monedas de mercados emergentes se han devaluado mucho más que el peso colombiano. "La divisa en el mundo se ha fortalecido frente a las principales monedas. El hecho de que la Fed busque quitar estímulos hace que el dólar se fortalezca. Sin embargo, el apetito por éste ha disminuido esta última semana".

Según el ministro de Hacienda, el reciente comportamiento de la tasa de cambio atiende en parte a que los fondos privados de pensiones de Colombia están comprando dólares de manera masiva y reiteró que "la consecución de créditos en pesos con la banca local por parte de Ecopetrol para financiar sus operaciones" evitará mayores presiones.

Frente a lo que algunos analistas han llamado "el dólar Cárdenas", el jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, Camilo Pérez, aseguró que la tasa de cambio va a mantener "una tendencia de depreciación" y explicó que lo más probable es que la Reserva Federal de Estados Unidos retire el estímulo monetario. "Cuando eso pasa, significa que hay una menor oferta de dólares. Es algo que puede pasar este año, o tal vez el próximo. El estímulo va a durar más de lo pensado".

Esto, para el analista, hace prever que la tasa de cambio en lo que resta del año fluctúe entre $1.800 y $1.900. "Ese estímulo monetario de la Fed es el que ha hecho mover los mercados y es un 99% seguro que se vaya retirando. La incertidumbre radica en qué tan rápido va a pasar eso. Sin embargo, el Minhacienda dice que con el nivel actual se debería seguir comprando dólares".

Mañana, el ministro Cárdenas le pedirá a la junta directiva del Banco de la República que dé continuidad a la compra de US$30 millones diarios hasta diciembre. También, se definirá si se mantiene estable en 3,25% la tasa de interés de intervención.