Recursos que provengan de Reforma Tributaria van para inversiones sociales: Santos

Durante la sanción de la Reforma, el primer mandatario reiteró que no afectará a la clase media ni a las pequeñas y medianas empresas.

Tomada de Twitter @JuanManSantos

Desde la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos sancionó este martes la Ley de Reforma Tributaria, con la que el Gobierno espera cubrir el déficit fiscal de $12,5 billones para 2015.

De acuerdo con el primer mandatario, los recursos que se logren percibir por cuenta de la Reforma serán destinados a inversiones sociales o productivas, cumpliendo con los criterios de equidad y responsabilidad fiscal.

“Todos los recursos que provengan de la Reforma Tributaria van para inversiones sociales o productivas”, aseguró Santos, quien reiteró que la iniciativa no afectará de ninguna manera a la clase media.

“Esta reforma no afecta a la clase media del país ni a las pequeñas y medianas empresas”, agregó Santos, quien figuró en compañía del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.

La Reforma le permitirá al Gobierno recaudar 53 billones de pesos para los siguientes cuatro años: $12.5 billones para 2015; $13 billones para un año despues, $13,5 billones para 2017 y $14 billones para 2018.

La iniciativa llegó al Congreso con 23 artículos, y en las comisiones económicas conjuntas fue engordada a 59 para salir de las plenarias un abultado proyecto de 72 artículos.

La Reforma mantiene el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) con una tarifa de cuatro por mil hasta 2018, para iniciar su desmonte gradual a partir de 2019. Ordena además que el noveno punto de la tasa del CREE, aprobado por el Congreso para el periodo 2013-2015, se vuelva permanente y a partir de 2016 se destine al cumplimiento de objetivos de educación superior y atención integral a la primera infancia.

Del Impuesto a la Riqueza para quienes posean patrimonios de deudas superiores a 1.000 millones de pesos. Para las personas jurídicas el impuesto se desmontará gradualmente y desaparecerá en 2018.

Establece una sobretasa al CREE que va aumentando gradualmente desde 2015 hasta 2018 (5%, 6%, 8% y 9%) para quienes tengan utilidades superiores a 800 millones de pesos. De esta forma, busca un equilibrio entre los gravámenes a la riqueza y a las utilidades, sin afectar a la clase media ni a las pyme, señaló el ministro de Hacienda.

El Impuesto a la Riqueza recaería sobre 52 mil personas naturales (0,1% de la población) y 32 mil empresas (9% de las sociedades que pagan impuesto de renta). La sobretasa al CREE cobijaría a cerca de 7 mil empresas (2,9% de los contribuyentes de este impuesto) y se aplicaría únicamente a la parte de las utilidades que exceda 800 millones de pesos, explicó Cárdenas.

Se crea un impuesto complementario del 10% a la riqueza para los contribuyentes que declaren en 2015 sus activos omitidos tanto en Colombia como en el exterior. Pero el gobierno fracasó en la propuesta de aprobar cárcel para los evasores.

El proyecto aprobó la eliminación de la devolución de dos puntos de IVA por compras con tarjeta débito o crédito. Esta figura, creada hace una década y que el año pasado significó devoluciones que no superaron en promedio los 35.000 pesos por cuentahabiente, cumplió su cometido en términos de profundización financiera en Colombia, dijo el ministro de Hacienda.