Reducen predicción de crecimiento mundial

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) habló de un 2,7%, cuando su anterior proyección era de 3,1%.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo en casi medio punto sus pronósticos de crecimiento para este año y para el siguiente, señalando como responsables a la desaceleración en los mercados emergentes, la lucha en torno a la deuda de Estados Unidos y las preocupaciones por la reducción del programa de compras de activos de la Reserva Federal (Fed).

La organización, con sede en París y que promueve a las economías más avanzadas del mundo, dijo que la economía mundial se expandiría por 2,7% este año y 3,6% en 2014, en comparación con los estimativos de 3,1% y 4% hechos en mayo.

Sin embargo, la proyección para el crecimiento del Reino Unido se revisó al alza por casi un punto porcentual, para llegar a 2,4%, que es la mejora más importante para cualquier país de la OCDE. Para este año, el crecimiento se revisó de 0,8% a 1,4%.

“En meses recientes, tres eventos han debilitado la confianza y la estabilidad del mercado”, dijo Pier Carlo Padoan, principal economista de la OCDE. “Primero, la reacción que hubo por la discusión, a principios del verano, con respecto a la reducción de las compras de activos por parte de la Fed fue sorprendentemente fuerte. Segundo, las preocupaciones cada vez mayores con respecto a los últimos desarrollos en algunas economías de los mercados emergentes generaron un aumento en las tensiones del mercado y fuertes salidas de capitales. Tercero, Estados Unidos estuvo cerca de una crisis potencialmente catastrófica, asociada al techo legislativo con respecto a la deuda del gobierno federal”.

Los pronósticos se producen luego de que las cifras del Producto Interno Bruto para la Eurozona y Japón arrojaran un debilitamiento en su ritmo de crecimiento. La OCDE, sin embargo, dejó sin cambios el pronóstico para sus 34 miembros. quienes se expandirían 1,2% este año y 2,3% en 2014, tal como se predijo en mayo.

La amenaza más grave para la recuperación provino de los efectos secundarios generados por los sistemas bancarios de los mercados emergentes. Algunos han tenido un enorme crecimiento en el crédito desde 2007.

La organización les hizo un llamado a los mercados emergentes, la mayoría de los cuales no son sus miembros , para que aceleren el ritmo de las reformas para lidiar con las profundas fragilidades. Se le sugirió a la Fed aplazar la reducción en su programa de compra de activos hasta que mejore el panorama económico, y que no aumente las tasas de interés hasta 2015.